Sara y Laura son dos de las alumnas ciegas que este curso vuelven al cole con el apoyo de la ONCE

Secciones: Educación
Sara y Laura preparadas para ir al cole

En total, más de 1.000 estudiantes con discapacidad visual recibirán la atención educativa de los equipos específicos en Madrid

Al igual que miles de niños y niñas en toda España, el pasado 6 de septiembre, Sara y Laura Avendaño se preparaban por la mañana para afrontar el primer día de su nuevo curso escolar. Estas dos hermanas, de siete y ocho años, que viven en Madrid y que nacieron con amaurosis congénita de Leber, una patología genética causante de ceguera, se mostraban nerviosas e ilusionadas ante la perspectiva de reencontrarse con sus amigos y maestros tras el largo parón del verano.

Ese día, ambas se despertaban con una sonrisa mientras su madre, Macu, se encargaba de dejarles preparados los uniformes, los desayunos para el recreo y todo lo que forma parte de esa rutina que seguirán diariamente a lo largo de los próximos meses. También los libros en braille, porque las niñas aseguran que les encanta leer.

Sara y Laura, al igual que casi la totalidad de los más de siete mil estudiantes afiliados a la ONCE que se han incorporado estos días a las aulas para comenzar un nuevo curso, cuentan con el apoyo de la Organización en todos aquellos aspectos que precisen y garanticen su inclusión educativa y también social, como explica Macu, su madre.

Como estas dos pequeñas y simpatiquísimas hermanas, un total de 1.114 estudiantes ciegos o con discapacidad visual de la Comunidad de Madrid han comenzado el curso escolar en el arranque de este mes de septiembre. De ellos, más del 99% lo hacen matriculados en centros de enseñanza ordinarios, en un modelo de educación inclusiva gracias al apoyo de los equipos de atención educativa de la ONCE. De esta forma, el alumnado sigue las mismas pautas y directrices que el resto de compañeros sin discapacidad visual.

Sara y Laura preparadas para ir al cole con su madreLos equipos específicos de atención al alumnado con ceguera y discapacidad visual cuentan con maestros y maestras, tanto de la ONCE como de la Administración, especializados en discapacidad visual, que acuden a los centros educativos en los que se escolariza un alumno o alumna ciego o con baja visión. En ellos forman a la comunidad educativa en materia de discapacidad visual, asesoran al profesorado e intervienen directamente con los estudiantes en aspectos vinculados a su discapacidad. "La inclusión educativa es un aspecto que preocupa muchísimo tanto a los propios afiliados como a las familias, porque surgen bastantes preguntas. En este sentido, la presencia del maestro o maestra disminuye mucho la incertidumbre y la ansiedad que puedan presentar las familias en relación a sus hijos e hijas", asegura la directora de Educación, Empleo y Braille, Virginia Castellano.

En la actualidad, hay 418 de estos profesionales repartidos en todas las comunidades autónomas, cifra que se fija a través de los convenios de colaboración que la ONCE mantiene con las diferentes administraciones educativas autónomas, tal y como expone Virginia.

Pero la escuela no se restringe a la adquisición de contenidos curriculares, sino que es el ámbito propicio para que niños, niñas y jóvenes alcancen competencias trasversales que les permitirán su desarrollo pleno y su inclusión educativa y social. Para el desarrollo de estas competencias, los equipos específicos de la ONCE cuentan con una serie de profesionales que intervienen con el alumnado de manera multidisciplinar, atendiendo a las necesidades detectadas por el maestro o maestra coordinador de caso en las distintas áreas, con el objetivo de lograr un funcionamiento óptimo en su vida cotidiana, escolar y social acorde a su edad y nivel madurativo. Explica la responsable de Educación que "existen hasta 15 áreas diferentes de atención educativa al alumnado con discapacidad visual. Para seleccionar qué áreas son las adecuadas para intervenir en cada caso, se tiene en cuenta tanto el desarrollo evolutivo del niño como la etapa educativa que está cursando y también las necesidades individuales que pueda tener".

"La intervención no sería posible sin el trabajo interdisciplinar del equipo educativo", asegura Virginia Castellano. Profesionales de la psicología, trabajo social, técnicos de rehabilitación, instructores de tiflotecnología y braille, profesionales de la animación sociocultural o mediadores para el alumnado con sordoceguera son algunos de los perfiles que contribuyen al desarrollo integral y la plena inclusión del alumnado. 

Intervención con las familias

Otro de los pilares en los que se basa la ONCE para lograr el desarrollo de competencias trasversales que vayan más allá de lo curricular es el de la intervención con las familias. "El maestro se coordina siempre de manera muy constante con la familia y comparten las estrategias de intervención que se desarrollan con el menor", explica la directora de Educación.

La familia es el primer y fundamental agente de socialización del niño o niña y también quien debe garantizar que se produzcan avances educativos mediante la coordinación estrecha con los agentes educativos del centro donde el niño o niña está escolarizado y con los profesionales de la ONCE que le atienden con el fin de plantear objetivos comunes y trabajar juntos en la misma dirección. Por tanto, su papel es clave y a su vez son la mejor garantía para la inclusión educativa de sus hijos e hijas desde los primeros años hasta la educación superior y posterior inserción sociolaboral.

Dado que algunas familias pueden no conocer ciertos aspectos vinculados al desarrollo y educación de los niños y niñas con discapacidad visual junto con el impacto emocional que les supone la aparición y presencia de esta discapacidad en sus vidas, los profesionales intervendrán con ellas en diferentes áreas, proporcionándoles recursos y herramientas en función de sus necesidades: adaptación y ajuste a la discapacidad visual, gestión emocional, búsqueda de recursos internos y externos a la ONCE, adaptación de materiales, herramientas lúdicas, etc.

Sara y Laura en casa junto a su madre

Junto a la intervención individual, "cobran especial importancia las Escuelas de Familias, en las que se abordan temas específicos vinculados a las necesidades generales de los niños y niñas con ceguera en cada momento evolutivo, así como jornadas formativas y lúdicas", asegura Virginia.

Destaca la responsable de la Dirección de Educación que la atención educativa con el alumnado es una atención integral, buscando que alcancen las competencias básicas trasversales que les permitan llegar a ser personas adultas plenamente independientes y socialmente incluidas, y para esto es fundamental la intervención interdisciplinar de un equipo perfectamente coordinado que además tenga claro que toda intervención debe llevarse a cabo de forma multidimensional y sistémica englobando a todos los agentes que rodean al alumno o alumna y poniendo especial énfasis en la comunidad educativa y en su familia. "Al principio, la intervención es más importante, pero a medida que el alumno o alumna va evolucionando se busca que el área de intervención vaya disminuyendo en pro de su autonomía", asegura.

Tramos educativos

Durante este curso 2023/24, los 1.114 alumnos y alumnas ciegos y con discapacidad visual de la Comunidad de Madrid se reparten, por nivel educativo, de la siguiente manera: 185 escolares participan en la Educación Infantil; 239 están escolarizados en Educación Primaria; 166 han llegado a la Educación Secundaria Obligatoria; 34 cursan Bachillerato; 39 se preparan en la Formación Profesional; 152 se enfrentan a la Universidad; y 299 están inscritos en otro tipo de enseñanzas.

Por comunidades autónomas, el censo se distribuye así: Andalucía, junto con las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, 1.727 estudiantes; Aragón, 206; Principado de Asturias, 126; Islas Baleares, 152; Canarias, 270; Cantabria, 72; Castilla-La Mancha, 297; Castilla y León, 351; Cataluña, 1.160; Extremadura, 149; Galicia, 319; La Rioja, 37; Comunidad de Madrid, 1.114; Región de Murcia, 311; Comunidad Foral de Navarra, 86; País Vasco, 151; y Comunidad Valenciana, 659.

Visor de contenido web (Global)

Compartir :

Publicador de contenidos

Calendario

  1. L
  2. M
  3. M
  4. J
  5. V
  6. S
  7. D
  8. 1
  9. 2
  10. 3
  11. 4
  12. 5
  13. 6
  14. 7
  15. 8
  16. 9
  17. 10
  18. 11
  19. 12
  20. 13
  21. 14
  22. 15
  23. 16
  24. 17
  25. 18
  26. 19
  27. 20
  28. 21
  29. 22
  30. 23
  31. 24
  32. 25
  33. 26
  34. 27
  35. 28
  36. 29
  37. 30
Eventos del mes
No existen eventos para este mes

Suscripcion

Suscripción

Suscríbete al boletín de Noticias ONCE de la Comunidad de Madrid
Te informamos de que los datos de carácter personal que nos proporciones al rellenar el presente formulario serán tratados por Política privacidad

Publicador de contenidos