El Museo Tiflológico de la ONCE muestra cómo seis fotógrafos con discapacidad visual tienen otra forma de concebir la fotografía

Secciones: Te interesa
Victoria Adame, Marcelo Bilevich y Carme Ollé, durante la inauguración de la exposición en el Tiflológico de la ONCE

Hasta el 11 de octubre, en calle La Coruña, 18. Madrid

‘Iguales ante la cámara’ es el título de la nueva exposición del Museo Tiflológico de la ONCE, que contiene 12 obras de seis fotógrafos con discapacidad visual, afiliados a la ONCE. La muestra puede visitarse hasta el 11 de octubre en calle La Coruña, 18 (Madrid), en horario de martes a viernes, de 10:00 a 15:00 y de 16:00 a 19:00; sábados, de 10:00 a 14:00, cerrado domingos y festivos.

Victoria Adame, Marcelo Bilevich, José Julio Flores, Víctor Meliveo, Carme Ollé y Juan Torre son los seis profesionales de la fotografía representados en la colección permanente del Museo Tiflológico. 

Ángel Luis Gómez, director de Promoción Sociocultural, Artística y Deportiva de la ONCE; Fran Maldonado, coordinador del Museo Tiflológico; Victoria Adame, Carme Ollé, Marcelo Bilevich, tres de las personas que exponen su obra fotográfica, y Mireia Rodríguez, técnica del Museo Tiflológico, inauguraron la exposición.

Un momento de la inauguración

Para Victoria Adame, esta exposición “es una forma de inclusión visual porque una de mis obras, titulada ‘Miopía’, muestra cómo vemos las personas que tenemos miopía elevada y, a la vez hago un guiño a la ceguera social”.

Marcelo Bilevich señalaba tras la inauguración que la exposición “es un reencuentro con el Museo Tiflológico. La primera de mis obras muestra a una bailarina captada en el momento de un salto, y la segunda es un carrusel aislado de su entorno, está como en el aire”.

Carme Ollé, por su parte, afirmaba que “la exposición es un premio y una alegría, porque podemos decir a la gente que, aunque tengamos una discapacidad visual, si uno quiere se puede hacer cualquier cosa. Gracias a la ONCE se me abrió el mundo. Me dijeron quita el polvo de la cámara y vuelve a la fotografía”.

La cordobesa Victoria Adame muestra su obra ‘Miopía’, en la que presenta de forma desenfocada una calle, en la que se aprecia un semáforo y a diferentes peatones, haciendo partícipe al espectador en el modo en que ella ve el mundo. Con esta instantánea efectúa un juego visual sobre las dificultades de ver el mundo. ‘Fin de Fiesta’ es la otra obra que expone Adame, con la que señala que todos los finales son un principio.

Adame es licenciada en Derecho por la Universidad de Córdoba (España) y Trieste (Italia). Su línea de trabajo se centra en la creación de proyectos fotográficos enfocados en el costumbrismo y en las emociones humanas como punto de partida. En 2015 fue finalista en Madrid 24 PHotoESPAÑA, exponiéndose sus fotografías en la Plaza del Callao y en el Palacio de Cibeles de Madrid. Ese mismo año entró en la shortlist de los Lens Culture Exposure Awards de Londres. En la actualidad, Victoria Adame reflexiona sobre una nueva narrativa conceptual que tiene a la visión y a sus modos de percepción como epicentro fotográfico.

Marcelo Bilevich (Mar del Plata, Argentina), trae al Tiflológico ‘Sillas voladoras’, fotografía de su primera etapa. El autor trata de sacar el carrusel de su entorno y llevarlo a la imaginación del que observa la fotografía. Con ‘Shankardass’, Bilevich muestra una foto con mucho trabajo técnico, para congelar a la bailarina en el aire, en el instante correcto desde el punto de vista del ballet.

Bilevich es amateur de la fotografía gracias a la afición de su padre. Con la fotografía digital, comenzó a obtener resultados que nunca había logrado con la fotografía analógica, ya que le permitió controlar la totalidad del proceso fotográfico. Con respecto a su motivación a la hora de fotografiar, Marcelo Bilevich siente un gran interés por los retratos y por la fotografía bajo el agua. Ha participado en diversos concursos, certámenes y exposiciones.

El madrileño José Julio Flores expone ‘Homenaje a Pina’, en recuerdo de un pintor y amigo, que falleció por enfermedad. Integra una obra suya en su fotografía. Con ‘Pictures at an exhibition’, juega con la imaginación de la persona que ve la foto. En ella, una mujer en silla de ruedas está viendo una obra fotográfica, pero esta queda de espaldas, con lo cual hay que imaginar sus reacciones ante lo que está viendo.

Flores llega a la fotografía gracias a la cámara de su padre. Comienza capturando instantáneas de paisajes. Es autodidacta, aunque ha cursado programas formativos de perfeccionamiento fotográfico. Su discapacidad visual no le ha impedido exhibir y participar con su obra en distintos proyectos, pues sus fotografías han sido expuestas en diversas instituciones de Toledo o Talavera de la Reina. Ha participado en varias exposiciones colectivas y colaborado en campañas en defensa del medio ambiente o cortometrajes.

Víctor Meliveo (Málaga), expone ‘Flamenco and water’ y ‘Algo en Pedregalejos’, fotografías de danza combinadas con el agua, ambas tomadas en Málaga. La unión entre la fotografía y el videoarte, así como el teatro físico, ha sido vital en su carrera, ya que produce una sinergia muy especial entre el arte escénico y el audiovisual.  Otro punto de conexión técnica fundamental es que usa tecnología VR360 (Virtual Reality), que abre nuevas puertas a la experimentación en imagen fija e imagen en movimientos.

Meliveo Es un artista multidisciplinar: fotógrafo, videoartista, realizador, montador e investigador. Ha obtenido varios premios como fotógrafo, director de escena y video-artista, como el Primer Premio y Premio del Público en el Festival de Málaga de 2006. Estudió Arte Dramático en Málaga, licenciándose en Dirección de Escena y Dramaturgia, comenzando a actuar y a dirigir espectáculos del teatro de calle y malabares. Al mismo tiempo, Víctor Meliveo está especializado en el videoarte y la videoproducción, que consiste en crear piezas artísticas en el formato vídeo. Ha realizado exposiciones en Berlín, Tokio, Bruselas, Shanghái, Seúl, Londres, San Francisco, Roma, Ámsterdam, Madrid, Marsella o Dublín, con artistas como Marina Abramovic, Daniel Canogar, Eugenio Ampudia, Stelarc, Charles Sandinson o Dora García o Neil Harbisson.

La barcelonesa Carme Ollé muestra ‘Titubeo’, en la que evoca el ocaso de una de las torres gemelas de Nueva York en 2001. El ligero movimiento zigzagueado del plano evoca el momento del hundimiento del edificio. Con ‘Sigue Palpitando’ hace referencia a uno de los actos más solidarios de una comunidad, como es el caso de la donación de un corazón, para que este siga palpitando en otra persona más allá de la vida de quien realiza la donación.

Ollé aprendió en Casa Sàbat el arte de la fotografía y las técnicas de manipulación fotográfica. Atrapa fragmentos de naturaleza con su propia mirada y los expresa mediante una fotografía cuya técnica personalizada tiene connotaciones pictóricas. Ha participado, junto con otros tres fotógrafos europeos ciegos o con discapacidad visual, en el documental ‘Mundos invisibles’, emitido por Odisea TV. Ha participado en más de 400 exposiciones y recibido más de 2.000 premios en certámenes internacionales de fotografía. Forma parte del ranking top1000 BPS photocrowd.

Juan Torre (Getxo, Bizkaia), expone ‘Luis Eduardo Aute’, un retrato del cantautor que resalta el concepto de enfoque y desenfoque para llevarlo al relieve, para poder tocarlo. En ‘Sofía Moro’ muestra a la fotógrafa de ‘El País’, en una pared de arenisca erosionada y moldeada por el paso del tiempo; y, caracterizada por sus formas y relieves. Sofía está dentro de una oquedad que junto con los dos agujeros forma parte de una calavera. Es la representación del encuentro entre dos fotógrafos.

Torre es fotógrafo de vocación y trabajó en publicaciones como ‘La Gaceta del Norte’, ‘Tribuna Vasca’, ‘Diario 16’, ‘Emakunde’, ‘Tiempo’, o ‘Cambio 16’. Recibió el tercer premio en el certamen de Fotopress '85 (Barcelona) y ese mismo año colaboró con los cineastas Javier Rebollo y Juan Ortuoste en el papel de foto fija para la película ‘Golfo de Vizcaya’. Desde 1998 ha efectuado numerosas exposiciones temporales, tanto individuales como colectivas. Desde 2009 está inmerso en un proyecto transformador: ‘Imágenes para tocar’.

El Museo Tiflológico de la ONCE

El Museo Tiflológico es accesible a todos los públicos, donde se emplean, como canales de entrada de la información, el tacto y el oído, junto a la vista. En sus salas se muestran cuatro colecciones: la de maquetas de monumentos arquitectónicos, la de obras de artistas con discapacidad visual grave, la de material tiflológico y la de libros en braille y otros sistemas de escritura anteriores a la creación de la ONCE. Se inauguró el 14 de diciembre de 1992 y es un espacio concebido para que sus visitantes puedan ver y tocar las piezas, aunque lo que realmente lo hace original y único es el hecho de ser un museo que nace por decisión de sus usuarios y diseñado por estos a la medida de sus necesidades. En él se exhibe el patrimonio cultural de la ONCE y se desarrollan los programas de exposiciones temporales de obras de artistas ciegos y de extensión museística a través de la exposición itinerante de sus fondos.
 

Visor de contenido web (Global)

Compartir :

Publicador de contenidos

Calendario

  1. L
  2. M
  3. M
  4. J
  5. V
  6. S
  7. D
  8. 1
  9. 2
  10. 3
  11. 4
  12. 5
  13. 6
  14. 7
  15. 8
  16. 9
  17. 10
  18. 11
  19. 12
  20. 13
  21. 14
  22. 15
  23. 16
  24. 17
  25. 18
  26. 19
  27. 20
  28. 21
  29. 22
  30. 23
  31. 24
  32. 25
  33. 26
  34. 27
  35. 28
  36. 29
  37. 30
  38. 31
Eventos del mes
No existen eventos para este mes

Suscripcion

Suscripción

Suscríbete al boletín de Noticias ONCE de la Comunidad de Madrid
Te informamos de que los datos de carácter personal que nos proporciones al rellenar el presente formulario serán tratados por Política privacidad

Publicador de contenidos