EMT Madrid instala códigos NaviLens en sus paradas para mejorar la autonomía de las personas ciegas y con discapacidad visual

El sistema NaviLens en una parada de la EMT

El sistema, desarrollado en España, guía mediante voz a personas con discapacidad visual cuando les resulta complicado o imposible acceder y leer la señalética tradicional, como los QR

El presidente del Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad de la Comunidad de Madrid, CERMI Comunidad de Madrid, Óscar Moral, y la secretaria general de CERMI Comunidad de Madrid y presidenta del Consejo Territorial de la ONCE en Madrid, María Teresa Rodríguez, acompañaron al director gerente de EMT Madrid, Alfonso Sánchez, en la presentación, el pasado 21 de marzo, en la céntrica plaza de Cibeles, de las ventajas del sistema NaviLens que la empresa municipal va a incorporar a toda su red de paradas para potenciar la autonomía de las personas ciegas y con discapacidad visual.

Al acto de presentación también acudieron Raúl Moreno, responsable de Proyectos y Alianzas Estratégicas de la firma Navilens, y Fátima Peinado, responsable del departamento de Servicios Sociales para afiliados de la ONCE, quien se prestó a realizar una prueba para comprobar el correcto funcionamiento del sistema. Con la implantación de esta innovadora tecnología en 5.540 postes y marquesinas de autobús, el Ayuntamiento se compromete a hacer de Madrid una ciudad cada vez más accesible e inclusiva.

Foto de familia de los participantes en la presentación

NaviLens es un sistema de códigos especiales, concebido y desarrollado en España, que otorga autonomía a las personas ciegas y con discapacidad visual cuando les resulta imposible valerse de los sistemas de información y orientación tradicionales en entornos complicados o desconocidos para ellos de forma que puedan llegar de manera precisa hasta un elemento concreto, como es una parada de autobús. El sistema – digital, inteligente, accesible y universal – les proporciona información contextualizada accesible a través de su dispositivo móvil habitual y sin necesidad de terceras personas.

Para utilizar dichos códigos digitales, las personas viajeras con discapacidad visual no necesitan conocer exactamente la ubicación de estos para poder leerlos, ni tampoco necesitan enfocarlos con total precisión, ya que este tipo de tag no requiere ser encuadrado en la pantalla del móvil. El sistema permite la lectura a gran distancia (hasta unos 15 metros de la persona, es decir, mucha más distancia que un QR tradicional) con un ángulo de hasta 160 grados, de forma rápida y en movimiento.

La cámara del móvil es guiada de forma acústica hasta esta etiqueta, de manera que recibe las instrucciones de voz en cuestión de unos 30 segundos para localizar la parada de autobús y así conocer la información de líneas que pasan por esa parada y el tiempo de espera. Esta tecnología, además, está pensada para poder detectar múltiples etiquetas NaviLens de forma simultánea, presentando la información a la persona de una forma clara y cómoda para su correcta comprensión. 

Madrid contará con el sistema NaviLens totalmente operativo es sus 4.499 marquesinas y 1.041 postes de parada para mediados de mayo. El despliegue de códigos se llevará a cabo según el tipo de parada. Aquellas que están dotadas de marquesina llevarán cuatro etiquetas NaviLens bien distinguidas: una situada junto al código QR tradicional ubicado en cada parada, otras dos en la trasera junto al espacio destinado a la publicidad, por ambas caras, y una cuarta etiqueta en la cornisa o parte superior de la marquesina. La finalidad es que estas etiquetas sean detectadas desde cualquier punto por el que se aproxime la persona usuaria. En las paradas con poste, la etiqueta irá colocada en la parte superior. EMT prevé la producción de alrededor de 20.000 etiquetas con códigos NaviLens para cubrir la totalidad de la red de paradas urbanas.

El sistema NaviLens ha sido testado y validado por parte de ONCE y por CERMI Comunidad de Madrid. Su utilización ya es una realidad en numerosos y diversos sistemas de transporte público, tanto dentro como fuera de España. Adicionalmente, estos códigos NaviLens permiten también a las personas con discapacidad sensorial o cognitiva un mejor acceso a la información relativa al transporte y la movilidad en entornos urbanos. 

Por un Madrid más accesible e inclusivo

Con la incorporación de esta señalización digital, EMT sigue avanzando en su compromiso por la accesibilidad universal en el servicio que prestan sus 2.100 autobuses en Madrid. Ayuntamiento y empresa municipal son conscientes de que apostar por la accesibilidad universal del transporte público es uno de los elementos clave para vertebrar y favorecer un desarrollo urbano más integrador y sostenible en la ciudad.

EMT ha ido introduciendo en los últimos años diferentes medidas que contribuyen al transporte autónomo y seguro de las personas con discapacidad visual gracias a sus alianzas con entidades como CERMI Comunidad de Madrid, ONCE Madrid y ASOCIDE Comunidad de Madrid, entre otras. Como resultado de estas acciones conjuntas, EMT incorporaba en 2009 el denominado SIENA, el Sistema Embarcado de Información Acústica que ofrece información a los viajeros a bordo de los autobuses municipales mediante mensajes escritos y de voz acerca de una línea de autobús, el sentido de dicha línea, la hora estimada de llegada, así como las conexiones con otras líneas y eventuales desvíos de ruta. El sistema SIENA fue seleccionado por la ONU en 2016 como uno de los cinco casos de éxito en el mundo en materia de desarrollo urbano sostenible.  

Asimismo, la empresa municipal tiene distribuidos unos 800 paneles de mensajería variable (PMV) en aquellas marquesinas de su red con más demanda, proporcionando información escrita y mediante voz (al accionar un botón) sobre la llegada de los próximos autobuses. De estos PMV, diez de ellos son denominados “emblemáticos” por estar emplazados en zonas de especial importancia, ya sea geográfica, turística o urbanística, o por ser puntos de concentración de muchas líneas de EMT. 

Por otro lado, a lo largo de todos estos años, EMT Madrid ha autorizado el acceso de perros guía y de asistencia en sus autobuses, ha instalado pulsadores de aviso en braille en las paradas, ha elegido un material antideslizante y antirreflectante más seguro para el suelo de sus autobuses, y ha adoptado medidas esenciales que facilitan el acceso a personas con problemas visuales como son la iluminación de entrada y salida al autobús, y las barras, asideros y botones de llamada con contraste de color para que sean fácilmente identificables, entre otros. Aparte de estas mejoras a bordo, la empresa municipal ha emprendido la renovación de numerosas paradas de su red para crear entornos más accesibles para todas las personas con discapacidad.

Visor de contenido web (Global)

Compartir :

Publicador de contenidos

Calendario

  1. L
  2. M
  3. M
  4. J
  5. V
  6. S
  7. D
  8. 1
  9. 2
  10. 3
  11. 4
  12. 5
  13. 6
  14. 7
  15. 8
  16. 9
  17. 10
  18. 11
  19. 12
  20. 13
  21. 14
  22. 15
  23. 16
  24. 17
  25. 18
  26. 19
  27. 20
  28. 21
  29. 22
  30. 23
  31. 24
  32. 25
  33. 26
  34. 27
  35. 28
  36. 29
  37. 30
Eventos del mes
No existen eventos para este mes

Suscripcion

Suscripción

Suscríbete al boletín de Noticias ONCE de la Comunidad de Madrid
Te informamos de que los datos de carácter personal que nos proporciones al rellenar el presente formulario serán tratados por Política privacidad

Publicador de contenidos