“Diablos, brujas y granujas” en los Festivales de Teatro Clásico de Almagro y Alcántara

  • Boletín: Nº 74. SEPTIEMBRE 2021

    Temática: Servicios y actividades Todos los componentes de La Luciérnagan posan en el escenario

    El último montaje de La Luciérnaga, “Diablos, brujas y granujas”, se ha paseado este verano por dos importantes certámenes de teatro clásico que se celebran en diferentes puntos de nuestra geografía: el Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro (Ciudad Real) y el Festival de Teatro Clásico de Alcántara (Cáceres).

    El pasado 5 de julio, la compañía de teatro llegaba hasta el Teatro Municipal de Almagro para poner en escena esta obra con la que ha retomado su actividad tras el parón durante la pandemia. Se trata de una adaptación de Agustín González sobre textos de Quevedo, Cervantes y Vélez de Guevara, bajo la dirección de Agustín Sasián.

    De forma previa a la representación, se realizó un paseo táctil (touch tour) que permitió al público con discapacidad visual interactuar con los detalles del escenario, decorado y vestuario, así como con los actores y actrices y el director del grupo.

    Participar en Almagro fue todo un acontecimiento, y creo que no me equivoco si digo también que para todos supuso una dulce responsabilidad que asumimos con gusto –asegura Agustín Sasián-. Hablar de Festival Internacional de Teatro Clásico, estar incluidos en la programación, actuar en el Teatro Municipal... ¡¡Guaaauuuuu!! Un sueño cumplido para cualquier actor o actriz”.

    La participación de ‘La Luciérnaga’ en el Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro surge del claro compromiso por parte del Festival de acercar la cultura, y más en concreto el teatro, a todo tipo de públicos, y muy en especial a las personas con discapacidad. Fruto de ese compromiso, desde hace ya varios años, la ONCE se ha convertido en una de sus principales entidades colaboradoras en materia de accesibilidad.

    Actuación y touch tour de La Luciérnaga en Almagro

    Y también en Alcántara

    En este mismo sentido, el Festival de Teatro Clásico de Alcántara (Cáceres) abrió también sus puertas a ‘La Luciérnaga’, el pasado 7 de agosto, para representar la misma obra “Diablos, brujas y granujas” en un escenario y un horario un tanto peculiares, la Plaza de la Corredera a la una de la madrugada.

    El Festival de Alcántara y la ONCE sellaron su compromiso de colaboración en favor de la cultura inclusiva a través de la firma de un convenio, el pasado mes de julio, entre cuyas acciones se contemplaba la celebración de esta función a cargo de la compañía de teatro madrileña.

    Otra experiencia más, explica el director de ‘La Luciérnaga’, para quien cabe destacar que, en ambos casos, “trabajamos en equipo para asumir estos retos que ONCE nos propuso, y puedo decir que tanto los que se suben al escenario como los que colaboran desde abajo, que no son pocos, cultura, producción, técnicos, colaboradores... todos y todas arrimaron el hombro para que el telón se abriera puntual y en las mejores condiciones para que público y actores disfrutaran del espectáculo. Y ocurrió...”

    “Tanto en Almagro como en Alcántara el público nos acompañó durante toda la obra con su concentración, con sus risas y sonrisas, metidos en la obra con nosotros. Sus aplausos fueron muy emocionantes. Hicimos teatro y el público disfrutó de ese teatro. Creo que para todas y todos nosotros el sentimiento común fue de agradecimiento y gran satisfacción”, concluye Sasián.

    Varios momentos de la actuación en Alcántara

    “Diablos, brujas y granujas”

    “Diablos, brujas y granujas” es una obra teatral que ha sido condimentada con humor, amor y trabajo por parte de todos los implicados. En el texto propuesto se entremezclan en una misma puesta en escena adaptaciones de las obras “El diablo Cojuelo”, de Luis Vélez de Guevara; “Los sueños”, de Francisco de Quevedo; y “Rinconete y cortadillo”, de Miguel de Cervantes., realizadas por Agustín González, ex integrante de la compañía.

    En el transcurso de la obra, Don Cleofás, un hidalgo del Madrid del siglo XVII, es acusado de cometer estupro con una falsa doncella. Perseguido por la justicia escapa como un gato por los tejados hasta caer en el desván de un astrólogo. Al curiosear es sorprendido por la voz de Cojuelo, el doble diablo más famoso de la ciudad, que está preso por sus congéneres. Cojuelo incita con placeres y riquezas a Don Cleofás para ser liberado y éste accede a rescatarle. Juntos huyen de corchetes y diablos por caminos solitarios y ventas de poco postín, encontrándose con timadores y brujas. En su recorrido muestran las miserias humanas de la sociedad de una época, que bien podría ser la nuestra.

    Participan en la obra nueve actores y actrices ciegos o con discapacidad visual grave: Jordi Sabaté, José Gonzalo ‘Gato’, Susi Cortizo, Loli Robles, Miguel Escabias, Esther Higueras, Carmen Lafuente, Fernando Lozano ‘The Pipu’ y Pilar Sánchez, y Manu Ramírez, actor sin discapacidad.