La ONCE y Kiabi crearán aulas virtuales dotadas con tecnología accesible para alumnos ciegos en Madrid

  • Boletín: Nº 75. OCTUBRE 2021

    Temática: CRE Madrid Un momento de la presentación del acuerdo con Kiabi

    La ONCE y Kiabi España han firmado un acuerdo de colaboración para la puesta en marcha de diez aulas virtuales dotadas de tecnología accesible que multiplicará las posibilidades formativas de niños y niñas ciegos y con discapacidad visual grave que cursan sus estudios en el Centro de Recursos Educativos (CRE) de la ONCE en Madrid.

    El acuerdo se enmarca en el fondo de dotación Kiabi Life que, a través de Kiabi España, financiará el proyecto ‘Dreams School’, consistente en la creación de espacios educativos de carácter híbrido y semipresencial orientados a la enseñanza de niños con discapacidad visual o ceguera, dotados de la tecnología necesaria para que los alumnos reciban una educación adecuada sin necesidad de salir de sus domicilios. Se trata de una convocatoria internacional que hace Kiabi y que ha ganado el CRE de la ONCE de Madrid.

    El proyecto constará de diez aulas telemáticas implementadas en este centro madrileño, que permitirán la completa interacción entre el profesor y sus alumnos, manteniendo esta relación ininterrumpida en momentos en que las restricciones de movilidad o las propias circunstancias personales de cada niño o niña les imposibiliten acudir presencialmente al centro educativo.

    Andrés Ramos, Enrique Moreno y Germán MoyaEl acuerdo se firmó el pasado 28 de septiembre en un acto en el CRE de la capital en el que han participado el director general adjunto de Servicios Sociales para Personas Afiliadas de la ONCE, Andrés Ramos, y el director de Personas de Kiabi España, Enrique Moreno. El director del CRE, Germán Moya, fue el encargado de presentar el acto, que contó con una demostración práctica por parte de Carlos Mayo, profesor especialista en Tecnología del centro, y de dos alumnas del mismo.

    Según dijo Andrés Ramos, “Dreams School efectivamente es un sueño, es un proyecto que nos va a mejorar, en este caso de la mano de Kiabi, en cuyo ADN está lo social y lo demuestra con muchas iniciativas como esta. Por mi parte, mostrar el agradecimiento de la ONCE a Kiabi y también a los profesionales del CRE de Madrid, que se han atrevido a ganar esta convocatoria”.

    Por su parte, Enrique Moreno agradeció al Grupo Social ONCE la ayuda prestada para lograr canalizar el proyecto. Según dijo, “muchas organizaciones tenemos la voluntad de ayudar al entorno que nos rodea pero a veces no sabemos cómo hacerlo. En este sentido, gracias a la ONCE por hacer realidad este proyecto que desde Kiabi nos genera tantísima ilusión”. “Este es el primer paso de un camino que esperamos seguir recorriendo juntos”, concluyó el director de Personas de Kiabi España.

    Para Germán Moya, director del CRE madrileño, “este acuerdo con Kiabi va a suponer un antes y un después en lo que se refiere a la tecnología puesta al servicio de la educación. Gracias a este proyecto, vamos a tener aulas en formato híbrido, en las que alumnos que estén en elllas podrán interactuar en el mismo entorno con otros alumnos que estén en sus casas”.

    Una aportación total de 60.000 euros

    En la implantación del proyecto ‘Dreams School’, Kiabi Life aportará 20.000 euros anuales hasta 2024, periodo de duración del convenio, para que la ONCE dote a estas aulas telemáticas de todos los dispositivos tecnológicos necesarios para su puesta en marcha. En total, el Fondo de dotación Kiabi Life aportará 60.000 euros a este proyecto.

    Además, Kiabi España se compromete a formar a los alumnos en la utilización de herramientas de educación a distancia y en el uso de las TIC, introduciéndoles en el pensamiento computacional y en nuevas tendencias como la robótica.

    Asimismo, dotará a los alumnos de autonomía en la realización de operaciones informáticas de carácter habitual, como la consulta de datos personales, acceso a informes médicos o a datos bancarios o, incluso, la interacción en redes sociales. También les dará acceso, a través de herramientas y programas informáticos específicos, a asignaturas que presentan una dificultad añadida para las personas con ceguera o discapacidad visual, como las matemáticas o la interpretación de partituras en música.

    Por su parte, la ONCE se compromete a crear las diez aulas telemáticas y dotarlas con toda la tecnología necesaria para la viabilidad del proyecto. Entre los dispositivos necesarios figuran sistemas de audio que recojan el sonido del profesor y de los alumnos de forma que quede integrado tanto en el espacio presencial como virtual; cámara de vídeo de 340º, manejable a distancia y con zoom avanzado, que permita al profesor manejarla en función de las necesidades de la materia; sistemas para la exposición de contenido: pizarras interactivas que pueden transmitirse por videoconferencia y que posibilitan la exposición y la interacción con los contenidos de las materias; pantalla ubicada al fondo de la clase presencial que sirva para mostrar a los alumnos conectados online e integrarlos en el aula mediante presencialidad virtual, o software de videoconferencia que permita a los alumnos asistir y realizar todas las tareas necesarias durante las sesiones de clase.

    El objetivo general de este acuerdo entre ONCE y Kiabi España es la creación de un modelo de formación semipresencial en el que el acceso a la enseñanza pueda garantizarse para alumnos que, debido a circunstancias tales como la actual situación de pandemia o por propia prescripción médica, permanecen en sus domicilios. También podrán utilizarse estos espacios para la realización de otras activiaddes educativas y formativas a distancia, tales como seminarios, talleres de lectura, etc., con alumnos ciegos o con discapacidad visual grave tanto del CRE como de otros centros escolares.

    Carlos Mayo con una alumna durante la demostración