César Hidalgo, una propuesta musical que invita a la reflexión

cesar_hidalgo.jpg

El músico madrileño César Hidalgo ha sido uno de los catorce artistas ciegos o con discapacidad visual afiliados a la ONCE que participaron de forma totalmente voluntaria en la acción formativa 2022 para músicos apoyados desde el programa de Promoción Artística de la Organización, desarrollada por la Dirección de Promoción Cultural, Atención al Mayor, Juventud, Ocio y Deporte de la Dirección General, durante el primer fin de semana de octubre.

Junto a él, los músicos también madrileños Loly Ayuma, Carmen Massanet, Carolina Loureiro, Adrián Rincón, Isabel López Palomino y Arelis Ortiz; Martí Batalla, de Barcelona; Greg Marles (Gregorio Martínez), de Murcia; Ludmila Mercerón, de Zaragoza; Xiara (Isabel Álvarez), de Vigo; y los chavales Catiana (Claudia Romero), de Valencia; Laura Diepstraten, de Almería, y Lucas Feliz, de Murcia, los tres integrantes a su vez de la Coral Staccato.

César Hidalgo junto a Loly Ayuma en un momento de la formación

César Hidalgo pudo participar de las diferentes sesiones programadas de: ‘Interpretación’, a cargo del asesor de Teatro de la Organización, Esteve Ferrer; ‘Trabajo corporal’, de la mano de Denise Perdidikis; ‘Tips de imagen personal’, con Domingo Delgado; sesión ‘Ante la Cámara’, impartida por el fotógrafo profesional ya retirado Javier Regueros, y ‘Trabajo de presentación para medios’, conducido por la periodista Isabel Navarro.

Para Hidalgo, poder participar en estas jornadas supone “aprovechar esta oportunidad de formación que nos ofrece la ONCE, y que nos va a ayudar mucho, por ejemplo, para saber comunicar ante los medios, saber enfrentarte en un escenario al público, para darte a conocer… En definitiva, he venido a adquirir conocimientos para ser más profesional sobre el escenario, que es de lo que se trata”

El folk como su modo de vida

Aunque es criminólogo de profesión, ya desde pequeñito César Hidalgo sentía una especial atracción por la música y, así, con una clara tendencia hacia el folk, se fue convirtiendo en un buen intérprete de guitarra, zanfona, laúd, mandolina, dulcimer o rabel, a la vez que se endulzaba con la música de los grandes de este tipo de música, como Mester de Juglaría, Oskorri, Milladoiro, Labanda, y algún foráneo como Johnny Cash o Gordon Lightfoot. Para el artista “la música es el arte perfecto para transmitir todo aquello que nos emociona, los sentimientos, es la forma que utilizo para hacer llegar a los demás mis inquietudes, la forma de ver la vida”.

En 1983, forma su grupo con el nombre de ‘Almena’, donde él era la voz solista y el que ejecutaba los instrumentos más característicos de la música folk, así como otros de origen medieval que iba descubriendo. El grupo supo compaginar su sonido absolutamente folk con arreglos e instrumentos más cercanos al rock, junto a músicos profesionales de gran valía que les acompañaban, creando un sonido singular en aquellos años.

Además de las numerosas actuaciones en ciudades y pueblos de toda España, ‘Almena’ lanzó dos álbumes propios, participó en dos LP colectivos y en diversos recopilatorios, todos, por supuesto, dentro de los cánones de la música folk. Compartieron escenario con todos los grandes del folk de aquella época, incluyendo a los legendarios Quilapayún, entre otros. “Los tiempos de Almena fueron para mí de gran importancia, en primer lugar porque fue lo que me inició profesionalmente en el mundo de la música. Fueron tiempos de grandes emociones, y se me abrió un mundo nuevo totalmente diferente a todo lo que yo había tenido hasta el momento”, asegura Hidalgo

Una experiencia que le sirvió también al músico para descubrir sus posibilidades como compositor.

César Hidalgo junto a Denise en la sesión

Un giro con orientación hacia el rock

En 1994 cesa la actividad del grupo y César Hidalgo comienza su andadura como estudioso de la música folk escribiendo numerosos artículos y colaboraciones para diferentes publicaciones de ámbito cultural y, de manera especial, organizando y participando en congresos, ponencias y diferentes actos para difundir la música folk tradicional española. También participa en diferentes grabaciones de otros artistas con la zanfona, el rabel, etc. Explica el músico que “en aquella época, nuestros compromisos e intereses fueron cambiando y eso es lo que nos llevó a dejar la música en aquel momento y hasta que no me dieron la incapacidad por mi retinosis pigmentaria no tenía pensado continuar, pero casi ha sido una oportunidad que se me ha brindado para continuar con la experiencia y adaptarla a mi nueva situación. Ahora la música para mí lo es todo”

A partir de ahí, el músico madrileño va evolucionando hacia el folk rock, con inspiraciones anglosajonas más cercanas a los gustos actuales. Y bajo esta nueva tendencia, nacen sus trabajos discográficos “Corazón de Folk Rock” (2017), “Una misa para el siglo XXI” (2018) y “Alma Guerrera” (2019). Dos años más tarde, y una vez superado el bache más grave de la pandemia, César Hidalgo publica el sencillo “¡Gracias, Señor!”, en homenaje a los 30 años del tema “Nadie te ama como yo” que el cantante y comunicador católico Martín Valverde compuso en el año 1990.

Continúa el camino “Paso a paso”

Collage con las portadas de los discosEn la actualidad, Hidalgo se encuentra en plena promoción de su último trabajo “Paso a paso”, editado a comienzos de este 2022, cuya presentación tuvo lugar el pasado mes de junio en la sala madrileña ‘Galileo Galilei’, en un concierto donde el músico estuvo acompañado de su banda: David Santafé (su director musical), José Atero, Andrea Rodríguez, Dayan Abad, Kiki Ferrer y Arián Suárez. Un disco que ha contado, además, con el apoyo del programa de Ayudas para Iniciativas Culturales de la ONCE.

“Paso a paso” ofrece un repertorio directo, actual y variado, tanto por su temática y originalidad como por su interpretación. Compositor de todos los temas, con un estilo folk-rock, el autor comparte vivencias personales, habla del amor, cuenta historias divertidas e irónicas, describe situaciones, reflexiona sobre la realidad y hace propuestas, transmitiendo autenticidad, entusiasmo y ganas de vivir. Él mismo reconocer estar “en un momento feliz, de darlo todo, en el que quiero empaparme bien de todo para mejorar y poder afrontar algún proyecto verdaderamente bonito”.

De ahí, que para él estas jornadas de formación hayan resultado de especial interés, y de las que se lleva, por un lado, el “poder compartir con otros artistas”, a muchos de los cuales ya conocía de un encuentro anterior organizado también por la ONCE, según cuenta César. Y, por otro lado, “aunque ha sido una primera toma de contacto, por su brevedad, sí me ha abierto los ojos en cosas que yo ignoraba y que, a partir de ahora, trataré de trabajar más”, concluye.

Yolanda S. Baglietto

Compartir :

Publicador de contenidos

Calendario

Suscripcion

Suscripción

Suscríbete al boletín de Noticias ONCE de la Comunidad de Madrid

Publicador de contenidos