Un verano con paradas en Cantabria y Portugal

  • Boletín: Nº 85. SEPTIEMBRE 2022

    Temática: Servicios y actividades Foto de familia del grupo que viajó a Portugal

    A lo largo de este verano, se han llevado a cabo dos viajes turísticos inclusivos programados desde la Unidad de Cultura de la Delegación Territorial de la ONCE de Madrid. Uno en julio, por la comarca cántabra. Y otro en agosto, por la geografía central de nuestro país vecino.

    Del 3 al 10 de julio, un total de 38 personas, entre personas afiliadas y acompañantes, y 3 monitores expertos en animación y discapacidad tuvieron la suerte de disfrutar de los diferentes encantos que la ‘Tierruca’ guarda para los visitantes. Tomando Suances como punto estratégico de hospedaje, cada día se fueron visitando distintas localidades.

    Santander, Santoña, Santillana del Mar, Comillas, Noja, Fuente Dé, Potes, San Vicente de la Barquera, Liérganes, Bárcena la Mayor, la Cueva de El Soplao o el Parque Natural de Cabárceno fueron algunos de los sitios que recorrieron nuestros visitantes. Aunque Cantabria es muy grande y tiene mucho que ver, por lo que es imposible abordarlo todo en solo una semana, durante los días de estancia allí el grupo pudo hacerse una buena idea del patrimonio cultural de la zona.

    Collage con varios momentos de la visita a Cantabria

    Por otra parte, del 21 al 28 de agosto, un grupo de 43 intrépidos, entre personas afiliadas y acompañantes, viajaron al distrito continental de Leiria. Con Caldas da Rainha como municipio sede, cada mañana se desplazaban en autobús para descubrir los secretos culturales más anhelados por los turistas.

    Lisboa, Coimbra, Fátima, Peniche, Obidos, Sintra, Cascais o Estoril, fueron algunos ejemplos de lugares transitados a lo largo de estos días, en los que estuvieron acompañados por tres monitores especialistas en ocio inclusivo. La región central lusa es muy extensa y contiene numerosos lugares interesantísimos, y a lo largo de esta semana se recorrió un pequeño y representativo porcentaje de ellos.

    Sin duda, este tipo de actividades son la delicia de los inscritos. La demanda va en aumento, desde que se vieran mermada durante unos meses a causa de la COVID-19. Estas iniciativas turísticas están en auge entre las personas afiliadas, por lo que en otoño vendrán más: a mediados de octubre se ha programado una excursión por los pueblos más medievales de Segovia y a finales de noviembre un viaje de fin de semana a Granada.