Nueva concentración de la selección española de fútbol para ciegos en Madrid

  • Boletín: Nº 65. NOVIEMBRE 2020

    Temática: Servicios y actividades La selección española de fútbol posa durante la concentración

    Un mes después de la primera concentración realizada tras el confinamiento provocado por la pandemia del Covid-19, la selección española de fútbol para ciegos ha vuelto a reunirse en Madrid con el objetivo de seguir puliendo aspectos tácticos y mantener la forma física adecuada ante futuros compromisos internacionales.

    Entre el 14 y el 23 de octubre, los pupilos de Jesús Bargueiras regresaron a los entrenamientos en doble sesión diaria que llevaron a cabo en el Centro Deportivo y Cultural de la ONCE en la capital. Como ya sucediera hace un mes, volveron al terreno de juego con mascarillas y un protocolo de acción específico para evitar un posible contagio.

    La amplia convocatoria estuvo compuesta por 14 jugadores de campo y 5 porteros, mezclando veteranía y juventud con el objetivo de encontrar la mejor puesta a punto de cara a la mejor preparación posible para los Juegos Paralímpicos de Tokio. Para ello, al margen de la preparación física y ejercicios técnicos, la rojita paralímpica realizó distintos partidillos sobre el césped artificial.

    ¡Silencio, se juega!

    Las personas ciegas y con discapacidad visual grave compiten en dos categorías distintas, existiendo grandes diferencias entre ambas. Los jugadores con discapacidad visual grave (B2/B3) no necesitan apenas adaptaciones para poder competir.

    Por otra parte, el fútbol para ciegos ha necesitado mayor número de adaptaciones, estando en estos momentos bien desarrollado y reglamentado, lo que lo convierte en un deporte seguro y viable para las personas ciegas.

    Las características especí­ficas imprescindibles son: balón sonoro; vallas laterales que evitan los fueras de banda, salvo que el balón salga por encima de éstas, siendo además un elemento de orientación y seguridad para el jugador; el portero es vidente y tiene limitada su maniobrabilidad a una pequeña zona dentro del área de penalti.

    Además un guía detrás de la portería orienta a los jugadores y existe la obligatoriedad de los jugadores de decir, de forma clara y audible, la palabra “voy”, para evitar golpes y orientar al jugador rival.

    Dadas las necesidades especí­ficas esta modalidad se juega en campo de césped arti­ficial descubierto para facilitar la audición del balón. Por eso es necesario el silencio del público mientras esté en juego la pelota y hasta que no se marque un gol o existan tiempos muertos.