‘Musantro’ enseña beatbox a jóvenes ciegos

  • Boletín: Nº 26. ABRIL 2017

    Temática: Servicios y actividades Primer plano de Antonio Rodríguez 'Musantro'

    Una decena de atrevidos afiliados de la organización, en su mayoría jóvenes (aunque también se contó con algún animoso veterano), efectuó su bautismo de fuego en el arte del beatbox, la realización de ritmos con la boca y el conjunto del aparato fonador, produciendo originales y a menudo espectaculares efectos musicales (archivo mp3).

    El taller de iniciación se llevó a cabo en la Delegación Territorial de la ONCE en Madrid, el pasado 25 de marzo, de la mano -y la voz- del prestigioso beatboxer español Antonio Rodríguez, ‘Musantro’.

    La sesión, de un par de horas de duración, sirvió a los cursillistas para conocer un poco más de cerca esta entretenida técnica, cuyo origen se remonta a los años 80 del pasado siglo en Estados Unidos, donde tiene un largo recorrido y seguimiento artístico que en las últimas décadas se ha extendido también a Europa y el resto del mundo. ‘Musantro’ -que llegó a ser subcampeón de España y ha participado en múltiples certámenes internacionales- centró su intervención en la explicación, teórica y práctica, de la interpretación de los tres instrumentos de fonación básicos, asociados a la batería: bombos, platillos y cajas. Y salpicó su intervención, entretenida y didáctica, con el relato de experiencias personales (él es autodidacta sin formación musical académica), trucos de respiración, etc. combinándola con humor y la realización práctica de todo tipo de efectos junto a los cursillistas (archivo mp3).

    Y es que la respuesta participativa  de nuestros afiliados no se quedó atrás, especialmente en casos como lo es de Omar (músico y dj canario) o el de Ángel, que ya había hecho sus pinitos con el beatbox y estaba encantado con esta iniciativa formativa (archivo mp3).

    ‘Musantro’, que arrasa en Youtube con sus vídeos tutoriales que cuentan con más de 128.000 suscriptores y dos millones de reproducciones, se mostró muy satisfecho del nivel de este taller de iniciación. Por ello, a punto de rubricar el grado de Ingeniería Espacial, este apasionado beatboxer de sólo 24 años se mostraba dispuesto y animado para extender la experiencia (archivo mp3) por otros centros y foros participados por aficionados ciegos.

    Y es que, en su opinión, la ceguera o la deficiencia visual no constituyen ningún obstáculo importante (archivo mp3) para llegar a dominar la práctica de estas técnicas.

    En todo caso, el reto merece la pena, según nos confesaba en la despedida Ángel, que salía dispuesto a seguir profundizando en la capacidad de su aparato fonador para disfrutar y hacer disfrutar a los demás en el futuro y animaba a sus compañeros a apuntarse a futuras convocatorias (archivo mp3). 

    F.G.N.            

    Un momento del taller donde Musantro realiza explicaciones a los asistentes