La selección española se concentra en Madrid para preparar los Juegos Paralímpicos de Tokio, un año después de conquistar el trofeo continental

  • Boletín: Nº 64. OCTUBRE 2020

    Temática: Servicios y actividades Adolfo Acosta en una de sus jugadas

    El balón de cascabeles ha vuelto a rodar para la selección española de fútbol ciegos que se concentró en Madrid, entre el 13 y el 18 de septiembre, justo un año después de conquistar el campeonato de Europa en Roma y el billete para los Juegos Paralímpicos de Tokio. 

    Los pupilos de Jesús Bargueiras han regresado a los entrenamientos tras un largo parón provocado por la pandemia en el que han tenido que cuidar su condición física en sus propios domicilios. Ahora vuelven a pisar el terreno de juego con todas las medidas de seguridad necesarias para cualquier deportista ciego y con un protocolo de acción específico para evitar un posible contagio.

    En este sentido cabe destacar que todos los jugadores, porteros y cuerpo técnico de la selección pasaron de forma satisfactoria los preceptivos test y conocen las distintas pautas de actuación para esta concentración que será diferente, en especial para los futbolistas ciegos que tienen mayores necesidades de apoyo o contacto en su devenir diario.

    El seleccionador convocó a 13 jugadores de campo y 4 porteros, mezclando veteranía y juventud con el objetivo de encontrar la mejor puesta a punto para futuros compromisos amistosos y oficiales que todavía están por determinar.

    La rojita paralímpica ha estado realizando doble sesión de entrenamiento a diario en las instalaciones del Centro Deportivo y Cultural de la ONCE en Madrid. También han tratado de fortalecer su condición física y realizar trabajo táctico con balón sobre el césped artificial.

    La selección español de ffútbol con la copa de Campeones de Europa