Jornada de orientación para alumnos de ESO y Bachillerato del CRE de Madrid

  • Boletín: Nº 37. ABRIL 2018

    Temática: Servicios y actividades Vista general de los alumnos asistentes a la jornada de orientación en el CRE de Madrid

    El pasado día 10 de marzo, en las instalaciones del CRE de la ONCE en Madrid, se celebró la “Jornada de Orientación” para alumnos de 4º de ESO y 2º de Bachillerato del ámbito del CRE, bajo el título “Itinerarios educativos. La toma de decisiones”.

    El encargado de inaugurar la jornada fue el presidente del Consejo Territorial de Madrid, Luis Miguel López, quien quiso hacer hincapié en la necesidad de que los estudiantes, además de un buen nivel curricular, adquieran la autonomía y competencias que les permitan desenvolverse con seguridad en cualquier entorno, así como en la necesidad de dominar un idioma extranjero, invitando a los alumnos a aprovechar las oportunidades que, en este sentido, les ofrece la ONCE.

    El objetivo de esta Jornada consistía en tratar de ampliar la información que ya viene facilitándose a los alumnos en los Centros Escolares. En esta línea, desde la perspectiva de la orientación, se reflexionó sobre las preguntas ¿Y ahora qué voy a estudiar? ¿Cómo voy a tomar la decisión de mis futuros estudios?
    Para ello, durante el encuentro organizado por los profesionales del CRE de Madrid, se ha trabajado, entre otros temas, sobre la Orientación Educativa desde una perspectiva inclusiva.

    Entre los asistentes despertó especial interés la mesa de experiencias en la que estudiantes de bachillerato y universitarios, hablaron de sus dificultades y satisfacciones, sirviendo como referencia a padres y alumnos.

    La jornada finalizó con la intervención de profesionales de la unidad de Integración Laboral de la Delegación Territorial de Madrid y de la Consultora de Recursos Humanos Inserta Empleo de la Fundación ONCE, quienes proporcionaron datos sobre la situación del mercado laboral para las personas con discapacidad visual, así como los requerimientos de las empresas a la hora de contratar profesionales, insistiendo en la necesidad de tener un dominio de las herramientas informáticas y tiflotécnicas, y un buen manejo de, al menos, un idioma extranjero.