El grupo de teatro ‘La Luciérnaga’ rinde un homenaje póstumo a Javier Tomeo

  • Boletín: Nº 0 (noviembre 2014)

    Temática: Servicios y actividades Un momento de la representación de Historias Mínimas con Pipu y Edu de la Fuente

    El grupo de teatro ‘La Luciérnaga’, perteneciente a la Asociación Cultural de Personas con Discapacidad Visual de la Comunidad de Madrid, ofreció en Zaragoza un homenaje póstumo al autor Javier Tomeo (Quicena, Huesca, 9 de septiembre de 1932 – Barcelona, 22 de junio de 2013), en reconocimiento a su colaboración para la realización de uno de los últimos montajes de la compañía, “Historias Mínimas”, una adaptación de la obra original del dramaturgo. El homenaje tuvo lugar el pasado 24 de octubre en el Centro Cívico Teodoro Sánchez Punter, en el barrio de San José de la capital aragonesa.

    Como preámbulo a la actuación del grupo, se presentó el libro “35 noches para un sueño”, una recopilación de relatos escritos por 35 autores diferentes también en honor a Tomeo, gracias a la iniciativa de una de las actrices, a la vez que escritora y rapsoda, Elena Peralta. El libro, editado por Ónix editor, ha sido la llave para poder llevar a cabo el mencionado homenaje. En palabras del crítico literario José Luis Gracia Mosteo –quien forma parte de la edición- “es una antología miscelánea y extraña”, donde algunos escritores, con nombre y prestigio, han tenido la generosidad de sumarse en esta aventura, al lado de otros autores que dan sus primeros pasos, o que apenas han empezado a bucear en este mundo de la literatura; incluso podemos encontrar algún miembro del grupo de teatro que, como lector y amante de la obra de Javier Tomeo, no ha podido resistir la tentación de regalarle una pequeña sonrisa a través de un relato. En esta ocasión los Egos han dejado lugar a lo humano, a lo real…y ha nacido este libro, que guarda auténticas joyas.

    En el homenaje de “La Luciérnaga” participaron representantes de la Asociación Aragonesa de Escritores; de los Ayuntamientos de Zaragoza y de Quicena (pueblo natal del autor y en el que descansan sus restos); la directora de la Biblioteca Javier Tomeo, Carolina Esteban; así como representantes de la ONCE, y varios de los autores del libro. Como invitada especial estuvo la escritora y amiga personal del autor, Alejandra Valencia, y el autor Fran Picón fue el encargado de conducir el acto.

    “Historias Mínimas” de la mano de ‘La Luciérnaga’

    El grupo madrileño de teatro ‘La Luciérnaga’, subvencionado por la ONCE, está integrado en la actualidad por diez actores y actrices con discapacidad visual y uno con discapacidad auditiva, bajo la dirección de Víctor Duplá. En noviembre de 2012 el grupo estrenó el montaje “Historias Mínimas”, una adaptación realizada por Duplá sobre la obra literaria que Javier Tomeo publicó en el año 1996 y para la que el autor cedió todos los derechos. Incluso confirmó su asistencia a la representación que el grupo ofreció en la XIV Bienal de Teatro ONCE, celebrada en Terrassa en abril de 2013, algo que finalmente le fue imposible debido al empeoramiento de su salud. 

    En esta versión teatral, los integrantes de ‘La Luciérnaga’ tratan de contar una historia a partir de otras historias más pequeñas. En ella, las escenas son retales independientes los unos de los otros, sin hilo conductor que los hilvane formando una sola historia. No tienen principio ni final, simplemente ocurren de forma permanente. Momento de la representación de Historias Mínimas con Elena Peralta y Edu de la Fuente

    La obra viene a ser una reflexión, en clave poética unas veces, surrealista en otras, del ser humano, capaz de crear y destruir, de amar y odiar. Es un reflejo de cómo la fantasía es el arma que el subconsciente crea para soportar la realidad. Cada escena cuenta una historia, deja su propio mensaje, ofreciendo al espectador la oportunidad de soñar, analizar y navegar por mundos irreales, fantásticos y, no por ello, menos cotidianos, disfrazados de surrealismo, de absurdo, humor e inteligencia. Los personajes, asesinos, madres, hijas, locos, campesinos, suicidas, ilusionistas, soldados, poetas, condes, maridos, mujeres enamoradas…buscan lo que todos: el sentido de la vida, marcado por esa eterna e ilusoria lucha contra el propio destino.