“Para mí la música es una forma de vida”, afirma Loly Ayuma

  • Boletín: Nº 45. ENERO 2019

    Temática: Protagonistas ONCE y entorno Loly Ayuma en un momento de la actuación en la Sala Clamores

    El pasado 25 de noviembre, la vocalista de jazz Loly Ayuma presentó su primer trabajo discográfico ‘Noche llena’, en un escenario inigualable como es la sala Clamores de Madrid. En su puesta de largo, estuvo acompañada por grandes músicos como Richie Ferrer, Arturo Lledó, José Corchete o Valentín Iturat, entre otros.

    Natural de Madrid, a Mª Dolores Gallego -su nombre real-, afiliada a la ONCE desde los 3 años, siempre le ha apasionado la música. Ya comenzó a dar sus primeros acordes cuando estudiaba en el colegio “Inmaculada Concepción”, con 6-7 años, primero en solfeo y acordeón, y años más tarde con la guitarra. Aunque, por diferentes circunstancias, nunca se ha dedicado a ello de forma profesional; durante 26 años ha compaginado esta pasión con su ocupación laboral, primero como vendedora de la ONCE y después como estenotipista en los Juzgados de lo Penal.

    Ahora que dedica mayor tiempo a su actividad musical, sin descuidar su atención como mamá a sus tres niñas, ha podido ver cumplido el gran sueño de editar su primer disco. Para ello ha contado con el apoyo del programa de Ayudas para Iniciativas Culturales de la ONCE de 2018.

    Pregunta.- Loly, tu primer trabajo discográfico, ¿qué significa este paso para tu carrera?

    Respuesta.- Es súper importante, porque es un poco el sueño al que siempre he aspirado, grabar un disco. Es conseguir una meta que me había propuesto y ver mi sueño hecho realidad. Es como un todo, cuando estás luchando por algo y lo consigues, aunque no significa que sea el final, sino un paso muy grande y lo que ahora hay que hace es seguir y quizá con más empeño, primero para que el disco vaya rodando y, ¡quién sabe!, igual para grabar un segundo disco.

    P.- ¿Qué se va a encontrar el público en ‘Noche llena’?

    Portada del disco 'Noche llena' de Loly AyumaR.- Pues lo que se va a encontrar... es un disco que se podría encuadrar en el estilo jazz, pero no puro, sino más bien un ‘latin jazz’, es más como una forma de cómo veo yo, o como me gusta a mí el jazz, un poco diferente a lo que hay. En el jazz siempre se hacen un montón de versiones de los temas, lo que se llama ‘standar de jazz’, que es que un tema lo interpreta muchísima gente... entonces, lo que yo propongo es la forma en que me gusta a mí hacer este estilo de música, un poquito más abierto, más fusion, más latin, más fresco, dinámico.... También incluyo otros estilos variados, por ejemplo, hay un bolero, un blues, bossanova...

    P.- Para la edición de este disco, has contado con la colaboración de diferentes músicos... cuéntanos

    R.- Pues, por un lado, han participado varios artistas afiliados, entre ellos: José Corchete, pianista que toca casi siempre conmigo y se ha encargado de los arreglos y las labores de producción; Ignasi Terraza, que ha tocado un tema suyo; Adrián Rincón, un chaval que está estudiando dirección de orquesta en la Escuela Superior de Música de Cataluña (ESMUC); René Bernedo, un guitarrista con una larga trayectoria musical; Gladston Galliza, un músico y compositor brasileño; y José Manuel Rodríguez Ibáñez, que toca la trompeta, la flauta, canta... También han participado otros músicos muy conocidos dentro del mundillo del jazz, sobre todo aquí en Madrid, como Richie Ferrer (contrabajista), el batería Valentín Iturat, José San Martín, el guitarrista Arturo Lledó y el saxofonista Alejandro Pérez.

    P.- Además, tuviste una presentación a lo grande, nada menos que en la sala Clamores, ¿cómo ha sido la experiencia?

    R.- La verdad es que mi idea era presentar el disco en una sala que tuviera un poco de prestigio o de renombre en el mundo del jazz, y Clamores es un sitio que lleva ya muchos años como sala de conciertos y de jazz. Había varias opciones, pero esta se presentaba como la más accesible para mí, así que me puse a ello y me lo admitieron. La presentación fue muy bien, además participaron músicos que han colaborado en el disco, otros invitados... y fue muy especial, porque además coincidió con mi cumpleaños. A la gente que asistió le gustó mucho, y yo me lo pasé genial porque a mí me gustan los conciertos así, en los que participa mucha gente, porque los hace más ágiles. Jugamos con el factor sorpresa, porque el público no se espera que vayan cambiando los músicos.

    P.- Loly, ¿cuánto tiempo llevas dedicada a la música?

    R.- Desde que era pequeña. Estudié algo de acordeón, guitarra y solfeo, pero nunca llegué a estudiar nada en serio porque a mí lo que me gustaba era cantar. Por ejemplo, yo la guitarra la utilizaba como acompañamiento para cantar, por eso no estudié guitarra, porque no me llenaba, y para estudiar un instrumento necesitas mucha disciplina y yo no me veía dedicada a ello. En el caso del canto, entonces era canto lírico y tampoco me llenaba, no era lo que yo quería hacer, además ya lo practicaba como componente del Orfeón ‘Fermín Gurbindo’. Por este motivo, nunca me dediqué a la música tan en serio como para tener estudios reglados.

    P.- Entonces, tu dedicación a la música es más de manera amateur, ¿no?

    R.- Sí, lo cierto es que yo nunca he vivido de la música, porque nunca creí que yo pudiera hacerlo. Y, claro, te tienes que buscar la vida y vivir de algo, ¿no? Vivir de la música es súper difícil, o tienes formación o mucha suerte... A mí ese momento nunca me llegó por diversas circunstancias, pero la música para mí no es solo un hobby, es algo más, no es mi fuente de ingresos, pero es algo que necesito para vivir, algo más incluso que una profesión, una forma de vida diría yo.

    Loly Ayuma junto a José Corchete en la presentación de la Sala Clamores

    Otro de los momentos de Loly Ayuma en la Sala Clamores

     

     

     

     

     

     

    P.- Desde tu discapacidad visual, ¿qué ha supuesto la música en tu vida?

    R.- La música es una actividad muy integradora porque la pueden hacer personas ciegas y videntes al mismo tiempo y es algo que a priori no te limita, puedes encontrar alguna dificultad a la hora del aprendizaje, de la lectura de las partituras, pero una persona ciega puede tocar las mismas piezas que las personas que ven, simplemente tienen que memorizar más. Yo me siento en igualdad de condiciones que ellos. Quizá la única diferencia pueda ser en la estética a la hora de la puesta en escena, porque ahora prima mucho la imagen, sobre todo en el estilo pop, peor para mí eso no es importante, yo me centro en cantar, no en bailar ni en moverme de determinada manera.

    P.- Y ahora que has dado este gran paso, ¿qué te gustaría que fuera lo siguiente?

    R.- La verdad es que yo no tengo objetivos claros, me gustaría que el disco fuera rodando un poquito... no es un disco comercial, no va a sonar en emisoras convencionales, pero sí me gustaría que sonara en algunos espacios específicos de jazz, claro, pero lo que realmente me apetece es poder presentarlo en festivales, certámenes o citas musicales de jazz. Pero bueno, que tampoco me voy a volver yo ahora loca y hacer las maletas para irme a las Américas –risas- porque yo creo que para mí ese tren ya ha pasado. Yo me conformo con ofrecer conciertos, seguir cantando y no desconectarme nunca de este mundillo, tener cierto reconocimiento y que los músicos te lleguen a conocer.

    P.- ¿Alguna fecha a la vista que tengamos que apuntarnos?

    R.- Pues mira, tengo cerrado ya un concierto para el 18 de enero en la sala Tarambana de Madrid, calle Dolores Armengot, 31, a las 22.00 horas; tengo otro el día 25 de enero, en el Centro Cultural Hortaleza (en la calle Santa Virgilia, 15) y, después, tengo otro en febrero, el día 22, en el Espacio Ronda (Ronda de Segovia, 50). De momento es lo que tengo y ¡no me puedo quejar!

    P.- Para terminar, ¿algún gran sueño por cumplir en tu trayectoria musical?

    R.- Un gran sueño... pues poderme dedicar a esto de lleno, conseguir un cierto renombre, que la gente sepa quién es Loly Ayuma... y tener una actividad musical más intensa. Pero no es algo que me obsesione ni que vaya a perseguir como loca, si se da, ¡genial!, pero no lo tengo como meta fijada; me gustaría que todo vaya fluyendo y ya está, de momento me conformo con poder estar en el mundo del jazz, aunque sea en círculos más locales, más pequeños, y si algún día llego a lo nacional o internacional, eso ya sería ¡lo más!... Yo si me pongo a soñar... Lo del disco sí me obsesionaba un poco, veía que pasaba el tiempo y no grababa y sí llegó a ser un poco obsesión, pero lo que venga detrás ya no, confío mucho en la suerte, pero me conformo con ir poco a poco.

    P.- Y ya que estamos... ¿cómo podemos conseguir el disco?

    R.- El disco ya está en las plataformas digitales: iTunes, Apple Music y Spotify, y si alguien está interesado en conseguirlo en formato CD, aunque ya sé que ahora se llevan poco, está disponible en algunas tiendas, como la FNAC, o me los pueden pedir a mí directamente, a través del correo electrónico ayumayla2@gmail.com

    Yolanda S. Baglietto