Nieves Barambio acaba de presentar en Madrid su última novela “En tierra de estrellas”

  • Boletín: Nº 32. NOVIEMBRE 2017

    Temática: Protagonistas ONCE y entorno Nieves Barambio posa junto a su libro "En tierra de estrellas"

    Nieves Barambio, escritora con discapacidad visual afiliada a la ONCE, presentó el pasado 5 de octubre, en la Delegación Territorial de Madrid, su última novela “En tierra de estrellas”, publicada por la editorial Vive Libro. Con ésta son ya cuatro las obras escritas y publicadas por la autora: “Con los mismos ojos” (2012), “Los cuadernos de Eva” (2013), “Vuelve a mi vida” (2015) y la actual.

    Por aquello de “uno es de donde pace y no de donde nace”, se puede decir que Nieves es de Madrid, aunque en realidad nació, por casualidad, en Alemania, ya que sus padres estaban allí trabajando. Volvieron a Madrid cuando ella tenía solo nueve meses y medio. Estudió Filología Inglesa en la Universidad Complutense. Desde hace 22 años, es profesora de Inglés y Francés en el CRE de la ONCE en Madrid, aunque en este curso se enfrenta también al reto de enseñar Lengua y Literatura.

    Pregunta.- Nieves, ¿ante qué historia nos enfrentamos al comenzar a leer “En tierra de estrellas”?
    Respuesta.- Es una historia con algo de intriga y de misterio, ya que empieza con la desaparición de una persona, a raíz de la cual sus hijos acuden al pueblo donde vivía en busca de información de lo que ha ocurrido. Los hijos viven en Madrid; uno de ellos va a ser más protagonista, Pablo, un escritor que se va a vivir al pueblo de su padre mientras intenta averiguar qué es lo que ha ocurrido. La historia va hacia atrás, los dos protagonistas son padre e hijo, Bernardo y Pablo. Éste va a tratar de reconstruir la historia de su padre y lo que ha ocurrido porque hay un asesinato de por medio. Hay muchos temas relacionados con el pasado; la historia de Bernardo es bastante apasionante porque transcurre desde que nace, en la época de la posguerra, en una situación como era el pueblo en aquella época, cómo tiene que emigrar en busca de una vida mejor, viaja al norte de España, que es donde había más industria, en concreto a Éibar, donde vive dos años...

    P.- ¿Cómo decides que esta novela se va a titular así, “En tierra de estrellas”?
    R.- Poner un título a un libro es muy difícil, entonces busqué un poco algo que tuviera un sentido. La referencia a las estrellas es un pequeño reflejo del cielo que se ve en el pueblo de Bernardo, porque es cierto que el personaje cuando viaja a Éibar siempre echa de menos su pueblo, pero es que, además, la patrona del pueblo es la Virgen de la Estrella y esto me pareció un juego interesante. De hecho, la mitad de las mujeres del pueblo se llaman Estrella... entonces, un poco “En tierra de estrellas” tenía su sentido allí.

    P.- ¿Algún reflejo autobiográfico en la obra?
    R.- Esta historia se desarrolla en el pueblo donde yo he ido toda mi vida, Buenache de Alarcón (Cuenca), que es de donde era mi padre. Entonces mezcla ficción y realidad, la historia principal es inventada, el personaje de Bernardo no es mi padre pero tiene mucho que ver con él, he sacado rasgos y vivencias para construirla. Los personajes centrales son inventados, pero los secundarios tanto del presente como del pasado muchos son reales; existen o han existido, juega un poco con las tradiciones, con las costumbres, con el lenguaje de la zona, hay muchos localismos, sin exagerar y sin abusar para no cansar al lector, que no todo el mundo está familiarizado, pero el lenguaje autóctono sí que se deja ver a lo largo del libro.

    P.- ¿Cuánto tiempo te ha llevado escribir esta novela y cómo has vivido todo el proceso?
    R.- Esta novela me ha costado muchísimo más que las otras. Tenía que haber sido mi tercera novela, se coló “Vuelve a mi vida” en medio. Al poco de acabar “Los cuadernos de Eva” comencé a escribir esta novela, en marzo de 2014, y desde marzo hasta el verano llevaba escrita una gran parte de la novela, si tiene 32 capítulos llevaba escritos 13. Tuve un parón, mi padre estaba enfermo y en esa fecha se puso peor, y a mí me costaba mucho escribir, porque muchas cosas me las había contado él y me resultaba difícil. En medio de ese parón, la editorial me empezó a preguntar cuándo iba a publicar –les tenía mal acostumbrados a un libro por año (ríe)-, yo tenía escrito “Vuelve a mi vida” porque lo presenté a un concurso, se la dejé para que la vieran, les gustó, la retoqué y la publicamos. La actual la retomé ya casi en 2016 y cuando la cogí, casi que la tuve que volver a empezar porque hice muchos cambios y retoques, me la tuve que volver a leer porque no me acordaba de muchos detalles. Ya durante la segunda mitad de 2016 es cuando le di el golpe grande y terminé de escribirla en marzo de este año. A partir de ahí, vino el repaso, la corrección final y demás. Ha sido una novela escrita un poco a saltos.

    Nieves Barambio durante la presentación, acompañada por Mariano Fresnillo y Fátima Peinado

    P.- “En tierra de estrellas” es tu cuarta novela, ¿existe alguna conexión entre ellas o se trata de obras independientes?
    R.- No, no tiene que ver nada ninguna historia con la otra, son las cuatro totalmente diferentes.

    P.- ¿Alguna dificultad para editar las novelas?
    R.- Yo tuve la suerte de dar en  mi primera novela con la editorial Vive Libro que estaba empezando, tenía muy poquitos escritores, se dedicaba a la autoedición pero quería tener algunos escritores propios. Leyeron mi novela, les gustó y como necesitaban autores pues se encargaron ellos de la edición. Al ser una editorial pequeña, la venta es muy reducida. Pero no me planteé mandarlo a una editorial más grande, de hecho mi primera idea era la autoedición. Y ya no me he movido, al encontrarme cómoda con ella... yo con la gente que lo lee me es suficiente, se trata más de una satisfacción personal.

    P.- ¿Cómo definirías o qué característica le asignarías a cada una de tus obras?
    R.- A ver... “Con los mismos ojos” es una mezcla entre novela social con tintes históricos y relaciones familiares, igual se podría decir que tiene un tono socio-familiar con tintes históricos. La segunda, “Los cuadernos de Eva” es una novela emocional, con un toque de intriga. Es, probablemente, la historia más compacta. La tercera, “Vuelve a mi vida”, también tiene su parte emocional, incluso con un pelín trágico, y un toque de novela romántica. “En tierra de estrellas” podría ser una novela de intriga con toques costumbristas.

    P.- ¿En qué momento de tu vida te surge esta inquietud por la escritura? ¿Se trata de algo espontáneo o has recibido formación al respecto?
    R.- Yo he escrito siempre. De hecho, te voy a confesar una cosa, el día que me tocaba hacer la preinscripción a la Facultad, yo iba a poner Periodismo, pero casualmente el fin de semana anterior vinieron a casa unos amigos de mis padres que eran reconocidos periodistas –Basilio Rogado y Lourdes Zurriaga- y, entonces, Lourdes me “cogió por banda” y me preguntó que porqué quería hacer Periodismo. Yo le contesté que porque me gustaba mucho escribir y entonces ella me dijo “pues entonces ni se te ocurra, porque escribir puedes hacerlo con cualquier otra profesión”. Además por aquel entonces el Periodismo estaba muy desprestigiado y había muy poco trabajo porque no había tanta diversificación de medios, claro. Como también me encantaba la Lengua y la Literatura y dar clases, además de tener un buen nivel de inglés, me planteó que porqué no hacía Filología Inglesa y así es como en un fin de semana cambió mi idea. Pero yo ya escribía siempre que podía, en la revista de la Universidad, en cualquier otra revista, si había que presentarse a cualquier concurso de relatos, etc. No es una afición nueva. Lo que me ha condicionado, sobre todo, es verme con tiempo de poder dedicarme a escribir. De hecho yo tenía muchos bocetos de intentos de libros.

    P.- ¿Algún autor de referencia?
    R.- Soy muy versátil en ese aspecto, me gustan muchísimos escritores. Es verdad que cada vez tiendo más a leer literatura española. Pero bueno, si hablamos de grandes escritores para mí Gabriel García Márquez y sus “Cien años de soledad” son mi escritor y mi novela. También me encanta Eduardo Mendoza, Isabel Allende, Julia Navarro..., aunque también hay autores clásicos. Una de mis novelas favoritas es “Cumbres borrascosas”.

    P.- ¿En algún momento tu discapacidad visual ha supuesto algún tipo de impedimento para escribir, publicar o editar tus Nieves firmando libros tras la presentaciónnovelas?
    R.- Ninguno. Para escribir me manejo perfectamente con el ordenador. A la hora de promocionarlo y con la editorial, tampoco. Incluso la editorial se ha llenado de escritores afiliados a la ONCE. Curiosamente a la par que yo publicaba mi primera novela, también estaba con ellos Alberto Gil, pero ninguno lo sabíamos. Después se han ido sumando otros como Mariano Fresnillo o Manuel Enríquez... Al final hemos hecho un grupo, con lo cual la editorial sabe perfectamente cómo tratarnos, casi que les hemos enseñado nosotros a ellos.

    P.- Llevas muchos años dedicada a la docencia de chavales con discapacidad visual. Imagino que les hablas de tu faceta de escritora...
    R.- Sí. Incluso, a veces, les pido que me hagan sugerencias. En este libro había un momento en el que no sabía salir de un atolladero y les dije “¿vosotros qué haríais en esta situación?”. Entonces te dan ideas, muchas descabelladas, pero te partes de risa con sus ocurrencias. Muchos son lectores míos, en cuanto las tienen en formato audio se ponen a escucharme, alguno incluso se ha leído todos.

    P.- ¿Alguno de tus alumnos o alumnas te ha servido cómo inspiración para una historia o un personaje de tus novelas?
    R.- Pues sí. “Los cuadernos de Eva” empiezan con una niña que a los 13 años pierde a sus padres en un accidente y tiene que ir a una casa de acogida. Esta historia me la inspiró un alumno cuando yo estaba en la dirección, un chaval que volvió después de varios años de estar en un centro de acogida, con el que habíamos tenido muchos problemas y cuando volvió me dio un ejemplo de vida porque había salido adelante a pesar de todas sus circunstancias. Aquello se me quedó a mí en la cabeza y dije “yo tengo que escribir sobre esto”. Así, la protagonista de “Los cuadernos de Eva” es una chica que con 18 años sale de un centro de acogida y está sola y tiene que empezar a vivir. Por su puesto, en la nota de autora del libro cuento cuando vino a verme este chico y su historia.

    P.- ¿Y en algún momento te has planteado escribir algo más autobiográfico?
    R.- No, la verdad. Meter detalles sí, pero escribir algo autobiográfico... no creo que mi vida sea tan sumamente interesante como para plasmarla en una novela. Siempre hay detallitos, pero no como para escribir una novela.

    P.- Para concluir, pregunta obligada, ¿alguna historia a la vista?
    R.- Bueno, venga, una primicia... en el pueblo donde se desarrolla esta novela, que va a ser escenario de próximas novelas porque me ha gustado mucho utilizar un escenario que conozco tan bien, porque es fácil moverte por lo sitios reales, a la gente le gusta, lo ha acogido muy bien... Este verano hablando con gente de allí me acordé de una historia que yo había olvidado y es que hace unos años desenterraron en el pueblo a uno de los últimos de Filipinas para llevarlo a enterrar al Panteón de los Héroes de la Almudena. Nadie sabía dónde estaba enterrado, era de un pueblo de Burgos, estuvo allí por circunstancias durante la Guerra Civil y murió y lo enterraron allí. Entonces, me he planteado tirar de esa historia, de momento estoy investigando...

    Yolanda S. Baglietto

    Portada del libro "En tierra de estrellas"