Loly Ayuma y Adrián Rincón: músicos ciegos se reinventan en época de confinamiento

  • Boletín: Nº 61. JUNIO 2020

    Temática: Protagonistas ONCE y entorno Adrián al teclado y Loly cantando desde su casa

    Como han venido haciendo desde que comenzara el estado de alarma y con ello, el confinamiento, nuestros artistas, en general, y los músicos, en particular, están haciendo uso de las redes sociales para darse a conocer entre un público más general. Desde sus casas, y con los medios a su alcance, continúan componiendo, tocando, cantando y, en muchas ocasiones, improvisando.

    Y qué mejor forma de hacerlo que en fechas señaladas para la música, como el pasado 30 de abril en la que se conmemoraba el Día Internacional del Jazz. Para tal día, cuatro músicos ciegos, cuatro amigos, dos desde su casa en Madrid y dos desde Barcelona, se reunieron de forma virtual para montar el vídeo que ellos mismos han denominado “Telebluseando de Ayuma's Blues & Route 66”.

    Desde Madrid, la cantante Loly Ayuma y el pianista Adrián Rincón, y desde Barcelona, David Viñolas en la batería y Montse Urán con su saxo, ofrecían este particular homenaje al jazz, el estilo musical al que dedican gran parte de su tiempo y su pasión, unos de forma profesional y otros con un carácter más amateur.

    Loly y Adrián, pareja y dúo improvisado

    Para Loly y Adrián, tener que quedarse encerrados en su casa en Madrid, ha supuesto una oportunidad para unir su música, Adrián en el teclado y Loly con su voz, y ofrecérsela cada día desde su balcón, a las 20.00 horas, en agradecimiento a la ayuda que les están prestando sus vecinos en estos días. “Yo me preguntaba, ¿qué puedo aportar en estos momentos si yo misma necesito que me ayuden? –explica Loly-. Y, de repente, un día decidimos salir al balcón a cantar, al principio el “Resistiré”, pero nuestra idea era hacer una música que los vecinos pudieran cantar con nosotros, hacer música para todos... así que hicimos una versión personal, y empezamos también a cantar “Color Esperanza”, “Gracias a la vida”... canciones positivas que acompañaran a los aplausos de la gente, porque así parece que, al cantar todos, esos aplausos cobran más fuerza”. “Ha sido realmente bonito poder aportar algo en un momento tan especial, y sobre todo poder aportar música. Ellos me ayudaban y yo he podido devolver esos favores y poder ayudar yo con la música ha sido muy emocionante”, concluye Loly.

    “Recurrir a las redes ha sido una salvación”

    Loly AyumaPara Loly Ayuma el decreto del estado de alarma por parte del Gobierno, y con ello el confinamiento, ha supuesto quedarse a las puertas de la Bienal de Música ONCE, cuya celebración estaba cerrada para el mes de marzo en Zaragoza y tuvo que ser cancelada. Loly participaba en el concierto inaugural dedicado al jazz, junto a otros músicos como David Viñolas, Ignasi Terraza, Shyam Sunder y Robin Dee, incluso había llegado a juntarse con algunos de ellos para ensayar. Reconoce que “tenía muchas expectativas con la Bienal, lo estaba preparando todo con Ignasi Terraza, estaba muy emocionada y me vine un poco abajo”. Pero después, “se nos ofreció la oportunidad de hacer algo online, a través de las redes sociales de la ONCE y la verdad es que me dio un subidón. A partir de ahí, empezamos a hacer cosas y ha sido una tabla de salvación para no caer en el desánimo, ha sido una forma de aferrarme a la música para seguir adelante. Además, hemos contado en todo momento con el apoyo de la ONCE y eso para mí es muy importante. Hemos sentido reconocido nuestro trabajo”.

    Loly Ayuma no es una cantante profesional, ni tampoco tiene estudios oficiales de música, aunque ingresó en el Orfeón Fermín Gurbindo cuando solo tenía 16 años, pero asegura que “la música lo es todo, es como mi pasión, es como el aire que respiro, algo que necesito para vivir, va más allá de una profesión”. Y dentro de la música, el jazz se ha convertido en su “filosofía de vida”. Lo que más le atrae de este estilo musical es, como ella misma describe, que es “algo constantemente vivo, cambiante, como la vida misma. Eso tiene de emocionante, porque por un lado tú planificas y hay una estructura y a partir de ahí vas creando. Es como magia, viva constantemente. Nunca es cerrado, siempre es abierto, Tiene la magia de que puedes tocar con músicos, aunque no los conoces de nada, como pasa con los estándares de jazz”. CANAL YOUTUBE LOLY AYUMA

    Pianista profesional, con el sueño de verse en un musical

    Adrián RincónLa trayectoria musical de Adrián Rincón (natural de Salamanca) es algo distinta. Su interés por la música comenzó cuando solo tenía 3 años, gracias a un tío suyo, melómano de la música clásica. A los 6-7 años ya estaba apuntado en el conservatorio, comenzando sus estudios de Piano Clásico. Unos estudios que culminaron en el año 2016, cuando obtuvo el graduado en el Conservatorio Profesional de Música de Salamanca.

    Pero, de forma paralela, durante esos años, Adrián ha estado haciendo otras cosas, dentro y fuera de la música. “En 2011 –explica- comencé a meterme en el mundillo del jazz, que también me encantaba, empecé con clases particulares con un profesor de Salamanca que se llama Chema Cuervo, que me ha enseñado muchísimo. Y, desde 2012 hago producción musical de forma autodidacta, en plan casero, con tutoriales, buscándome la vida con la accesibilidad de los programas, ya que afortunadamente ahora, cada vez más, las empresas van pensando en nosotros y van teniendo en cuenta la accesibilidad. Ahora, por ejemplo, puedes utilizar programas potentes en MAC y cada vez son más accesibles”. En 2015 participó en la expedición de la Ruta Quetzal BBVA en Colombia.

    Como complemento a su formación, desde 2017, Adrián Rincón está estudiando Dirección de Orquesta y de Coro en la Escuela Superior de Música de Cataluña (ESMUC), en donde reconoce sentirse “muy cómodo y muy contento, porque me lo ponen todo muy fácil, sobre todo a la hora de disponer de materiales adaptados”. En 2019, participó en unas jornadas de artistas con discapacidad visual que se celebraron en Madrid, donde pude conocer a muchos músicos, entre ellos David Viñolas o el también pianista Ignasi Cambra, con los que ahora comparte tiempo en Barcelona.

    Al igual que en el caso de Loly, para Adrián la música también es una pasión, aunque él va más allá. “Yo intento vivir de la música porque me encanta todo, todavía no tengo claro a qué me quiero dedicar, porque todo me gusta, pero no sé dónde acabaré, por ahora me lanzo a todo. Empezaré a estudiar otra carrera y trataré de buscar alguna opción como teclista en algún musical o algo... me gustaría trabajar, por ejemplo, en el Rey León... o lo que vaya surgiendo”, afirma. CANAL YOUTUBE ADRIÁN RINCÓN

    Loly Ayuma y Adrián Rincón