El afiliado José Ramón Cantero, pregonero de las Fiestas de Móstoles 2015

  • Boletín: Nº 9. OCTUBRE 2015

    Temática: Protagonistas ONCE y entorno José Ramón Cantero junto a una escultura en la ciudad de Móstoles

    El nadador afiliado José Ramón Cantero fue el pregonero de las Fiestas Patronales de Móstoles 2015, todo un orgullo para este mostoleño de 22 años, quien confiesa que “ha sido una de las cosas más grandes que me ha pasado”. Y situaciones buenas no le han faltado en su vida, de hecho, en la actualidad, es uno de los mejores nadadores paralímpicos del mundo, está el quinto en el ranking mundial de 400 metros libres y ha vuelto a bajar todas sus marcas. A expensas de su pase para los Juegos de Río 2016, José Ramón Cantero compagina sus entrenamientos en la piscina con los estudios de Periodismo y con otra de sus pasiones, la Política.

    Pregunta.- ¡Enhorabuena, José Ramón! ¿Qué se siente cuando a uno le llaman para leer el pregón de su ciudad?
    Respuesta.-
    Pues la verdad es que para mí ha sido un orgullo... una de las cosas más grandes que me ha pasado porque el deporte paralímpico, entendiéndolo como deporte minoritario, no está muy valorado y, por lo tanto, esto es un paso grande. Podríamos decir que es algo que te pasa fuera de la piscina por lo que consigues dentro.

    P.- ¿Qué le contaste en el pregón a los vecinos de Móstoles, a tus vecinos?
    R.- Hablé del deporte, lógicamente, y toqué temas sociales para no olvidarnos, a pesar de las fiestas, de los que lo están pasando mal, pero no quise alargarme mucho porque, en estos casos, la gente lo que quiere es irse de fiesta.

    P.- Hablando de la natación, ¿cómo empezó todo? Eras muy pequeño...
    R.-
      Sí. Cuando tenía seis años mi madre me llevó al CRE, al colegio de la ONCE en Madrid, para que aprendiese a nadar y, a pesar de que me gustaban todos los deportes, me decidí por la natación. Con ocho años fui a mi primer Campeonato de España donde gané una plata y, desde entonces, no he dejado de nadar. A los trece entré al Deportivo de Móstoles para entrenar con personas sin discapacidad y ahí sigo dándole caña.

    P.- ¿Podríamos decir que Londres 2012 fue el mejor momento en tu carrera?
    R.- Sí, sin duda... Siempre te dicen que el deporte te da muchas satisfacciones y muchas decepciones, pero yo me suelo quedar con lo bueno y Londres 2012 fue algo espectacular. Además, tuve la gran suerte de que mi familia, mis padres y mis hermanos, vinieran a verme nadar y fue algo increíble.

    P.- En aquellos Juegos tenías 18 años, ¿qué te trajiste?
    R.-
    Quedé décimo en 400 metros libres y el decimoprimero en 200 estilos, mi objetivo era entrar entre los ocho mejores. Como la primera prueba fue la de los 400 libres y llegué sin saber qué eran unos Juegos y sin haber visto pruebas antes, pues pagué la novatada... De hecho, el 400 libres es una prueba de estrategia y de controlar el tiempo y al salir demasiado fuerte lo pagué al final. Pero bueno... bajé todas las marcas en las cinco pruebas que nadé. Lo importante cuando tienes 18 años es aprender y mejorar y eso, lo conseguí.

    P.- ¿Dónde entrenas, en centros de la ONCE o por tu cuenta?
    R.- No, entreno con el Móstoles. Hago competiciones con  natación adaptada, natación paralímpica y alterno con competiciones con gente sin discapacidad.

    P.- ¿Qué diferencia hay entre la natación paralímpica y la convencional?
    R.- La verdad es que no hay mucha diferencia, no es como en atletismo que se necesita un guía, en natación el entrenador se sitúa en el borde de la piscina y utiliza un copper, que es un palo con un corcho en el extremo, que te avisa de que estás a un metro o dos de la pared. En mi caso, solo lo utilizo a espalda porque no veo los banderines. El resto es muy similar a la convencional.José Ramón Cantero exhibiendo una de sus medallas

    P.- ¿Tienes un buen resto de visión?
    R.- Yo veo en torno a un 6 por ciento, siempre he visto más o menos lo mismo, tengo glaucoma, desprendimiento de retina, tengo un trasplante de córnea... aquí también tengo un buen curriculum (se ríe).

    P.-  ¿Qué te aporta la natación?
    R.-
    ¡Uf! A mi la natación me ha dado todo... me ha ayudado a ser la persona que soy hoy día. El deporte te da habilidades sociales, conoces a mucha gente, muchos sitios... Si te soy sincero, no me imagino la vida sin la natación.

    P.- Y entre entrenamiento y entrenamiento, estudias Periodismo, ¿no es así?
    R.-
    Sí, me gusta mucho escribir, es mi otra gran pasión. Me encanta comunicar, contar historias y también conocerlas, me gusta la literatura... Es mi otro yo. Y si pudiera, cogería la mochila y me iría a conocer sitios y gente, para luego escribirlo en un diario y publicarlo. Son sueños que tenemos todos alguna vez en la vida, ¿no?

    P.- ¿Cómo compatibilizas los estudios con los entrenamientos? ¿Estás apoyado por el ADOP?
    R.-
    No, tienes que estar entre los cuatro mejores del mundo para cobrar la beca del ADO Paralímpico y yo actualmente estoy el quinto en el ranking mundial. ¿Cómo lo compatibilizo? Pues haciendo malabares, entreno por la mañana, luego voy a clase y por la tarde/noche, de 20.00 a 23.00 horas, regreso a entrenar. Los fines de semana, entreno o compito. ¡Uf! Es complicado por las horas de sueño, pero bueno.... lo voy llevando.

    P.- ¿Qué tienes previsto para los próximos meses?
    R.-
    Me voy a centrar en la natación porque está complicado ir a Río. Nos han juntado la categoría S12 con la S13 y voy a cambiar de prueba, entrenaré velocidad ya que hasta ahora había entrenado fondo. Me lo he propuesto como tema personal, de cabezonería. Y en función de lo que consiga  me plantearé el futuro.

    P.- Bueno... supongo que aparte de nadar y estudiar, aunque sea más minoritario, tendrás algún “otro yo”, como tú lo llamas, alguna otra pasión quizá, más relajante, ¿no?
    R.-
    Sí, ando un poco metido en Política. Me presenté en la candidatura de Izquierda Unida como número 7 para las elecciones municipales de mayo, ahora hemos entrado a gobernar aquí en Móstoles y aunque no me encargo de nada, aporto mi granito de arena para que el deporte crezca un poquito en nuestra ciudad.

    N. F. Santamarina