La policía colabora estrechamente para garantizar la seguridad de los vendedores de la ONCE

  • Boletín: Nº 25. MARZO 2017

    Temática: Firmas invitadas Andrés Sánchez de Nieta accediendo a su quiosco

    En el desarrollo de mi trabajo diario como vendedor del cupón y el resto de productos de juego de la ONCE me enfrento en ocasiones a situaciones menos gratas relacionadas con la entrega de billetes falsos, hurtos o posibilidad de robos, aunque no sea ni más ni menos que cualquier otra persona que, como mis más de 20.000 compañeros vendedores repartidos por toda España, trabajamos en la calle o en un establecimiento ubicado en la vía pública.

    Por eso quiero agradecer a la Policía su cercanía siempre y su colaboración con la ONCE con unas charlas en las que, además de garantizarnos su proximidad y apoyo, nos orientan y enseñan diferentes métodos para poder evitar, en la medida de lo posible, situaciones de este tipo, o poder ser víctimas de estos actos delictivos.

    Hace pocas fechas asistí a uno de estos cursos en los que se analizan las medidas de seguridad necesarias y más sencillas a la hora de realizar determinadas gestiones; las precauciones que debemos adoptar en la venta de cupones tanto en kioscos como a pie de calle; las medidas de seguridad de los billetes de euro; los riesgos de Internet y las nuevas tecnologías, y los pasos que hay que dar para realizar una denuncia en caso de tener que hacerlo.

    Todo ello nos ayuda a ser más precavidos y nos aporta más seguridad a la hora de afrontar nuestro trabajo, lo que repercute de forma muy positiva en el desarrollo del mismo y, en consecuencia, en la labor y la imagen de la ONCE y su Fundación en su conjunto.

    Es deseable que esta colaboración continúe, dados los beneficios que reporta a los vendedores de la ONCE, todos personas con discapacidad, que cada día repartimos ilusión por las calles de todas las ciudades y pueblos de nuestro país.

    Andrés Sánchez de Nieta
    Vendedor de la ONCE

    La ONCE y la Policía colaboran habitualmente en cursos de formación para vendedores; en detección del juego ilegal; en asesoramiento sobre cómo relacionarse con las personas con discapacidad o, a través de la Fundación ONCE, en materia de accesibilidad y programas de formación e inclusión social. Además muchas comisarías están incorporando bucles magnéticos para las personas sordas y están realizando un esfuerzo global para ser más accesibles. FUENTE: Blog de la ONCE

     

    Andrés Sánchez de Nieta entrando en su quiosco

     

    Andrés Sánchez de Nieta dentro de su quiosco