La ONCE aprueba su segundo Plan Director de RSC

  • Boletín: Nº 62. JULIO-AGOSTO 2020

    Temática: Encuentros ONCE Imagen del Plan RSC

    La Comisión Ejecutiva Permanente del Consejo General de la ONCE acaba de aprobar el nuevo Plan Director de RSC ONCE 2020-2022 que marcará las líneas directrices de la Organización en esta materia y consolidará un sistema de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) dentro de la gestión, una vez finalizada la vigencia del primer Plan Director de RSC 2017-2019.

    Ante la situación extrema de crisis sanitaria, económica y social provocada por el Covid-19, la RSC de las organizaciones ha de estar más presente que nunca. En este sentido, la ONCE se ha volcado en la solidaridad, reafirmando su vinculación con la sociedad, tanto para las personas ciegas afiliadas a la Organización, los trabajadores y trabajadoras, o el resto de la ciudadanía.

    Este compromiso de responsabilidad social se pone ahora de manifiesto con este nuevo Plan Director de RSC, el cual define 6 líneas estratégicas a seguir, establece 17 objetivos a cumplir y cuenta con 77 líneas de acción a desarrollar para su consecución.

    El fin que pretende es gestionar de forma transversal las iniciativas estratégicas relacionadas con la responsabilidad social y los asuntos en materia ética, económica, ambiental y social identificados como relevantes por los grupos de interés, atendiendo a las nuevas necesidades de la sociedad, todo ello enmarcado y alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 de Naciones Unidas.

    En este sentido, las líneas estratégicas que conforman el Plan Director de RSC de la ONCE 2020-2022 son las siguientes:

    - Calidad e innovación de nuestros servicios sociales: los servicios sociales se han de prestar con calidad, aplicando un enfoque hacia la excelencia, lo que implica intensificar la innovación social y tener capacidad de respuesta. También seguiremos generando empleo de calidad para personas con discapacidad.

    - Lotería social y responsable: hemos de mantenernos a la vanguardia en el desarrollo de políticas de juego responsable y en la protección de consumidores vulnerables y la promoción de conductas responsables ante el juego. Es esencial poner en valor ante la sociedad nuestro modelo de lotería social y responsable.

    - Nuestro equipo de personas: debemos cuidar a nuestro equipo humano fomentando su desarrollo y compromiso, garantizando la igualdad de oportunidades y no discriminación y asegurándole un entorno laboral atractivo y seguro. Asimismo, gestionaremos de forma prioritaria el relevo generacional de la plantilla de profesionales.

    - Buen gobierno, sostenibilidad y ética: hemos de asegurar la transparencia, la gestión ética y la credibilidad en las operaciones, promoviendo una cultura de integridad y responsabilidad para toda la plantilla, así como para los proveedores. También es preciso garantizar la sostenibilidad económica, fomentando las mejores prácticas de buen gobierno, desarrollando soluciones innovadoras e impulsando un modelo de gestión socialmente responsable.

    - Comunicación y medición de la reputación: debemos mantener nuestra reputación de forma que la ONCE continúe siendo fácilmente reconocible y confiable. Nuestra marca es sinónimo de compromiso social y líder en el movimiento de la discapacidad.

    - Compromiso con el medio ambiente: hemos de alinear el desempeño ambiental de la sostenibilidad con nuestro destacado posicionamiento en el ámbito social, contribuyendo a la lucha contra el cambio climático y a la reducción del impacto ambiental. Asimismo, trasladaremos este compromiso a nuestra plantilla y a los proveedores.