La Comunidad de Madrid y la ONCE colaborarán en la inserción laboral de personas con discapacidad

  • Boletín: Nº 10. NOVIEMBRE 2015

    Temática: Encuentros ONCE Foto de familia de los participantes en la firma del convenio con la Consejería de Políticas Sociales y Familia

    La Comunidad de Madrid y ONCE han acordado llevar a cabo actuaciones conjuntas para la integración laboral de personas con discapacidad en todo el territorio de la Comunidad. Para ello, ambas instituciones han renovado el convenio de colaboración que mantienen desde el año 2006 y que tiene como objetivo lograr la inserción laboral de personas con discapacidad, de manera que las personas que reúnan el perfil adecuado puedan trabajar como agentes vendedores de los productos de juego de la ONCE.

    Dicha renovación ha quedado plasmada mediante la firma del correspondiente acuerdo por parte del delegado territorial de la ONCE, Luis Natalio Royo, y el consejero de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad, Carlos Izquierdo, en un acto al que también asistieron el director general de Atención a Personas con Discapacidad de la Consejería, Jorge Jiménez de Cisneros; el vicepresidente segundo del Consejo Territorial, David Olalla; y el subdelegado territorial, Ángel Ávila.

    Gracias a esta colaboración, “en los dos últimos años, el 3% de la plantilla de vendedores contratados ha sido fruto de la acción de la Comunidad de Madrid”, tal y como aseguró el delegado territorial, Luis Natalio Royo, tras la firma del convenio. Esta renovación supone un paso importante para la Organización, ya que “si ampliamos el número de vendedores, podremos conseguir vender más y, así, invertir más en servicios sociales para personas con discapacidad”, afirmó Luis Natalio.

    Para ello, la ONCE se encargará de enviar a los nueve Centros Base de la Comunidad de Madrid toda la información relativa al proceso de selección de vendedores de cupones así como el perfil que deben de reunir los candidatos. Desde el área de orientación laboral de los Centros Base se detectará a aquellas personas que reúnan los requisitos y estén interesados en ejercer dicho puesto de trabajo.

    El consejero de Políticas Sociales y Familia, Carlos Izquierdo, destacó la importancia que para la Comunidad de Madrid supone poner en marcha este tipo de iniciativas. “Con este convenio –declaró Izquierdo- conseguimos integrar laboralmente a muchas personas con discapacidad que suelen tener mayores dificultades para encontrar un puesto de trabajo, a la vez que colaboramos a la sostenibilidad de la venta de juegos de la ONCE”.

    En el acto participó también el vendedor de la ONCE Rafael Díaz, como uno de esos ejemplos de personas con discapacidad que han sido contratados a través de la colaboración entre la Comunidad y la ONCE. “Gracias a la ONCE tengo un puesto de trabajo donde puedo integrarme perfectamente tanto con el colectivo de la institución como con el conjunto de la sociedad, y no en todas las empresas se nos ofrece esa oportunidad”, aseguraba Rafael visiblemente emocionado.

    Gracias a esta actuación conjunta entre Comunidad de Madrid y ONCE, cada año, se deriva una media de 115 posibles candidatos desde los Centros Base, de los que el 22% obtienen un puesto de trabajo como vendedor de productos de juego de la Organización.

    Colaboración con la ONCE
    El consejero de Políticas Sociales y Familia estrecha la mano al delegado territorial tras la firma del convenioEl Gobierno regional mantiene una estrecha colaboración con ONCE a través de subvenciones destinadas a financiar proyectos de la Fundación ONCE del Perro Guía, para el cuidado y entrenamiento de estos animales en un centro especializado en el que se desarrollan diversas actividades, desde programas de adiestramiento y crianza de cachorros hasta la formación de usuarios de los perros con asistencia técnica. Desde 2008, la Consejería de Políticas Sociales y Familia ha otorgado 648.000 euros a la Fundación ONCE para el programa de perros guías.

    Además, desde 2008 se ha destinado más de un millón de euros a ONCE para el mantenimiento de centros, a través de subvenciones a asociaciones que forman parte de la organización.

    También cabe destacar que este año, el Gobierno Regional ha aprobado un decreto que permite a las personas con discapacidad visual que cumplan determinados requisitos – como disponer en el mejor ojo de una agudeza visual igual o inferior al 0,1 con corrección, o un campo visual reducido a 10 grados o menos- ser titulares de una tarjeta de estacionamiento para personas con discapacidad, una medida que contribuye a mejorar la participación social real y efectiva de las personas con discapacidad.