El Rayo Vallecano entrega al CERMI Comunidad de Madrid los fondos de la campaña "Soy rayista, soy solidario"

  • Boletín: Nº 19. SEPTIEMBRE 2016

    Temática: CERMI y Tercer Sector El presidente del Rayo y Fátima Peinado muestran el cheque solidario

    El CERMI Comunidad de Madrid recibió el pasado día 18 de agosto los fondos recaudados por la venta de las camisetas solidarias del Rayo Vallecano de la temporada 2015-16, dentro de la campaña ‘Soy rayista, soy solidario’.

    En un acto celebrado en el palco del Estadio de Vallecas, Fátima Peinado, representante de la ONCE en el CERMI Comunidad de Madrid, recibió un cheque conmemorativo de manos del presidente rayista Raúl Martín Presa. Peinado agradeció al club franjirrojo esta iniciativa y animó a otros clubes de fútbol a realizar proyectos similares.

    Por su parte, Martín Presa destacó "la importancia de dar visibilidad a todas aquellas personas que luchan, en la sombra, por causas de gran importancia en nuestra sociedad". Además quiso agradecer "a todos y cada uno de los rayistas que han colaborado con estas asociaciones adquiriendo las equipaciones la temporada pasada".

    Equipación solidaria

    La iniciativa surgió hace un año tras la presentación de las equipaciones para la temporada que el Rayo disputó todavía en Primera División. Novedosas e inéditas, así eran las nuevas camisetas del Rayo Vallecano, que, más allá de los nuevos modelos tenían también fines solidarios.

    Fátima Peinado posa junto a algunos de los jugadores que visten las camisetas solidariasFue precisamente en las franjas donde el Rayo apostó por poner visible su lado solidario. En la segunda equipación, la camiseta era negra y la franja lucía los colores del arcoíris. Cada uno de los seis colores representaba una causa: los que luchan contra el cáncer; los que luchan por la integración de las personas con discapacidad; los que nunca pierden la esperanza; los que luchan por proteger el medio ambiente; los que luchan contra el maltrato infantil; y los que luchan contra la violencia de género. Además, todas juntas representan la lucha contra la homofobia.  Por cada camiseta vendida de la segunda equipación se donaron 7 euros a fines sociales, 1 euro por cada causa, y por la tercera, se destinaron 5 euros.

    La campaña 'Soy rayista, soy solidario' continuará esta temporada tras la entrega de los fondos recaudados a cada asociación y la presentación de la nueva equipación para esta temporada en la que el Rayo jugará en 2ª división.

    Jaime Mulas